Ecuador. Lunes 26 de septiembre de 2016
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Bolt logra su tercer oro consecutivo en los 100 metros

El jamaiquino Usain Bolt festeja tras ganar los 100 metros en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro el domingo, 14 de agosto de 2016. (AP Photo/David J. Phillip)

RIO DE JANEIRO (AP) — La lección es clara: nunca se debe dudar de Usain Bolt. No hay lesión ni rival que puedan detener al hombre supersónico.

Publicidad

A pesar de otra largada desprolija, y superado por su rival Justin Gatlin al alcanzar la mitad de la distancia, la superestrella jamaiquina exhibió su remate demoledor y conquistó el domingo en Río de Janeiro su tercera medalla olímpica de oro consecutiva en los 100 metros.

Como sucedió en 2008 en Beijing y cuatro años después en Londres, el Estadio Olímpico de Río se rindió ante el mejor velocista de la historia, que ganó la final con un modesto tiempo de 9.81 segundos. Modesto para sus propios estándares, tomando en cuenta que posee el récord mundial de 9.58 desde el mundial de 2009.

Pese a los laureles que ha obtenido Bolt, llegó a la cita en Río entre dudas por una lesión de muslo que lo marginó del preolímpico en su país, y sin tener el mejor tiempo del año.

Está claro que se recuperó totalmente.

“Es un verdadero guerrero de este deporte”, dijo su compatriota Yohan Blake, en algún momento considerado su heredero y rival. “Vuelve y gana tres veces. Es un velocista inigualable, sin duda alguna”.

Al llegar a los 50 metros, Bolt empezó a mirar la pantalla del estadio para comparar su posición con respecto a Gatlin, que por entonces le sacaba casi un cuerpo de ventaja. El estadounidense, que todavía tiene el mejor tiempo del año en la distancia (9.80), no aguantó la embestida y sólo pudo observar cómo el jamaiquino lo rebasaba y hasta se daba el lujo de golpearse el pecho mientras cruzaba la meta.

Después vino el espectáculo para una grada embelesada. Bolt posó con un muñeco de la mascota de los Juegos, se puso una gorra amarilla hacia atrás y se arropó con la bandera de Jamaica. Por supuesto, no podía faltar la famosa pose del “Rayo”, con el brazo izquierdo extendido al cielo.

Gatlin se quedó con la plata con un tiempo de 9.89, y el canadiense Andre de Grase consiguió el bronce con 9.91.

Bolt busca en Río su tercer triplete olímpico consecutivo. Concretado el oro en los 100, le faltan las finales de los 200 y el relevo 4×100.

Por PABLO ELIAS GIUSSANI, Associated Press

Publicidad