Ecuador. Domingo 11 de diciembre de 2016
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Isinbáyeva anunciará mañana en Río su retirada definitiva

Rio De Janeiro (Brazil), 18/08/2016.- Russian pole vaulter Yelena Isinbayeva (L) and german fencer Britta Heidemann (R) talk during the IOC Athletes Commission Election Result Press Conference at the Olympic Village during the Rio 2016 Olympic Games in Rio de Janeiro, Brazil, 18 August 2016. Both were among the four new members to the IOC Athletes' Commission elected by Olympians the same day. The Commission serves as the athletes' representation and liaise to the IOC. (Brasil) EFE/EPA/LUKAS SCHULZE

Moscú, 18 ago (EFE).- La zarina de la pértiga Yelena Isinbáyeva, una de las grandes ausencias de los Juegos Olímpicos, anunciará su retirada definitiva de las pistas mañana, viernes, en Río de Janeiro.

Publicidad

Isinbáyeva, a la que la IAAF excluyó de los Juegos junto al resto del equipo de atletismo tras acusar a la federación rusa de connivencia con el dopaje, ofrecerá una rueda de prensa en la que explicará sus planes de futuro.

Recientemente, aseguró que se plantea seriamente presidir la Federación Rusa de Atletismo, planes en los que recibió el respaldo del ministro de Deportes, Vitali Mutkó, con el fin de mejorar la imagen del deporte ruso.

Isinbáyeva, que intentó hasta el último momento participar en los Juegos pese a la prohibición de la IAAF, adelantó en su momento, tras ser excluida de la que debía ser su quinta y última olimpiada, que no tiene sentido seguir compitiendo.

“Después del nacimiento de mi hijo los Juegos de Río aún tenían sentido. He sacrificado un tiempo que podía haber estado con mi hijo. Y ahora este sueño me lo han arrebatado. Tengo ya 34 años y elijo a la familia”, sentenció.

La rusa dio el primer paso hoy al ser elegida miembro de la comisión de deportistas del COI, cargo que ostentará durante los próximos ocho años, para lo que contó con el respaldo de 1.365 de los deportistas que compiten los Juegos.

Isinbáyeva quiere seguir la senda marcada por su ídolo, el ucraniano Serguéi Bubka, que tras terminar su carrera ha ejercido puestos de responsabilidad en su país, la IAAF y el COI.

Su técnico y descubridor, Yevgueni Trofímov, aseguró a Efe que después de la “humillación” a la que ha sido sometida su pupila “no merece la pena seguir entrenando”.

“¿Qué sentido tiene seguir si la tratan así? Es una decisión injusta e incomprensible. Lena ha dado mucho al deporte mundial. Ha ganado olimpiadas, mundiales y europeos. Estableció 28 plusmarcas mundiales. Es una auténtica pena. Soñábamos con el oro olímpico”, dijo.

Isinbáyeva, doble campeona olímpica en Atenas y Pekín, y bronce en Londres, aspiraba a colgarse su tercera medalla de oro en Río, para lo que contaba con la segunda mejor marca del año al aire libre (4,90). (D)

Publicidad