Ecuador. lunes 18 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Ramos repite agónico gol ganador y Madrid amplía su invicto

El jugador de Real Madrid, Sergio Ramos, festeja un gol contra Deportivo de La CoruÒa en la liga espaÒola el s·bado, 10 de diciembre de 2016, en Madrid. (AP Photo/Francisco Seco)

BARCELONA (AP) — Sergio Ramos repitió un agónico gol salvador y el Real Madrid remontó el sábado para ganar en los descuentos por 3-2 al Deportivo La Coruña en la liga española, que sigue comandando con seis puntos de diferencia sobre el escolta Barcelona, igualmente vencedor 3-0 en cancha de Osasuna.


Publicidad

Con el valioso tanto del central, los blancos establecieron un nuevo récord para el club de 35 partidos invictos en todas las competiciones, y acabaron la jornada con 37 puntos por los 31 del Barsa, con quien igualaron 1-1 la pasada fecha en el clásico disputado en feudo azulgrana, también gracias a un cabezazo de Ramos en el último minuto.

“Hay mucho que mejorar. No ha sido un gran partido, pero cuando uno lucha hasta el final, las cosas se dan. Sumamos tres puntos en el último partido del año, y ahora toca ir por el Mundial de Clubes”, resumió Ramos.

Tras tres igualadas ligueras consecutivas, Lionel Messi y Luis Suárez firmaron el triunfo azulgrana por la 15ta fecha ante Osasuna, que encajó su sexta derrota seguida en todas las competiciones y es colista.

Suárez abrió la lata a los 59 minutos y el argentino Messi cerró el marcador con dos tantos más a los 72 y en los descuentos para paliar la ausencia por sanción del brasileño Neymar y superar en la tabla de goleo a su compañero uruguayo y al madridista Cristiano Ronaldo, quien descansó contra el Deportivo.

“Somos el Barcelona, candidato a pelear por la liga y nunca vamos a bajar los brazos, aunque estemos a siete puntos”, dijo Suárez.

El Madrid, que tiene aplazado su choque de la próxima semana contra el Valencia por la disputa del Mundial de Clubes en Japón, marcó primero ante el Deportivo gracias a Alvaro Morata (50).

Pero el también canterano Joselu (63 y 65) volteó el marcador en un abrir y cerrar de ojos, y fue otro producto local, el dominicano Mariano Díaz (84) el encargado de reabrir la puerta de la esperanza local, que derribó finalmente Ramos.

Sin Cristiano, Karim Benzema, o Luka Modric, el Madrid tardó en entrar en calor ante el Deportivo, que pudo avanzarse antes del descanso con un cabezazo al poste del costarricense Celso Borges.

El colombiano James Rodríguez, titular ante la ausencia de Modric, malogró las dos primeras ocasiones madridistas, disparando al cuerpo del arquero en claro mano a mano, y luego fuera tras cruce de Danilo.

Con el segundo tiempo llegó la inspiración de Morata, descarado en el disparo lejano tras revolverse y ajustar la mira a la base del poste derecho, inalcanzable para Przemyslaw Tyton.

Pero para imposible, el tanto de la igualada de Joselu, ingresado de suplente y benefactor de la presión de Florin Andone sobre Casemiro. El robo acabó en el área de influencia del canterano madridista, que batió al costarricense Keylor Navas con un violento zapatazo al rincón superior.

Sin tiempo para digerir la estocada, el Madrid permitió el segundo de Joselu, quien finiquitó un contragolpe de Andone con aguante sobre Ramos y remate entre las piernas de Navas.

Tuvo que ser Mariano quien subiera el empate al rematar con el hombro un centro de Lucas Vázquez, igualmente ingresado de suplente.

En desenlace cardiaco, Tyton salvó un primer cabezazo de Morata, impactando con violencia el poste y quedando aturdido. Pero el golpe más duro estaba por llegar, y lo aplicó nuevamente Ramos con un testarazo imperial en el consiguiente tiro de esquina.

La superioridad del Barsa sobre Osasuna quedó patente desde el primer instante, con los visitantes cómodos en la circulación de la pelota, aunque capaces de malgastar hasta cuatro clarísimas ocasiones de gol. Las dos primeras de Suárez, las siguientes de Messi.

La desconcertante falta de poder resolutivo empezó a irritar a los azulgranas, que a punto estuvieron de encajar el primer gol, pero Oriol Riera no alcanzó el venenoso cruce de Miguel de las Cuevas.

Pudo decantarse de nuevo el marcador del lado de Osasuna tras la reanudación, pero la aventura en solitario de Sergio León murió en el travesaño de Marc-André Ter Stegen.

Con el golpe despertó el Barsa y en particular Suárez, quien empujó a puerta vacía un nuevo pase del incorporado Jordi Alba, habilitado previamente por Messi.

Jugando nuevamente por el centro, el argentino originó y firmó el segundo gol con conducción, descarga en Denis Suárez, y remate al primer toque del enésimo pase de Alba.

Alex Berenguer rozó el recorte de Osasuna, victimizado en los descuentos por un gol de orfebrería de Messi, capaz de aguantar el balón rodeado de cinco rivales y engañar al arquero con un disparo pausado y demoledor. Su undécima diana liguera.

En otros partidos, la Real Sociedad superó por 3-2 al Valencia y se situó momentáneamente cuarta con 26 puntos. El cuadro “ché” acumula siete fechas sin ganar y clasifica 17mo.

Las Palmas y Leganés igualaron 1-1. (D).