Ecuador. sábado 16 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Seattle reina en la MLS tras vencer a Toronto en penales

El panameÒo Rom·n Torres (29) festeja tras marcar el penal decisivo para que los Sounders de Seattle vencieran al Toronto FC en la final de la MLS, el s·bado 10 de diciembre de 2016. (Nathan Denette/The Canadian Press via AP)

TORONTO (AP) — En lo referente a regresos a casa, al jugador de Seattle Stefan Frei le va a costar superar la final de la MLS.


Publicidad

Frei hizo paradas clave en el tiempo regular y de nuevo en la ronda de penales para ayudar a los Sounders a hacerse con su primer campeonato, al imponerse 5-4 el sábado ante el Toronto FC.

El guardameta suizo, seleccionado por Toronto en el draft en 2009 y que pasó cinco temporadas con el club hasta ser cedido en 2013, se ganó los honores de Jugador Más Valioso del partido.

“Uno quiere ser parte de esto”, dijo. “Hemos hecho historia para los Sounders y para mí podría haber ocurrido en cualquier lugar, no me importa con tal de estar con mi equipo y mis compañeros”.

Román Torres convirtió el penal decisivo en una tanda desde los 12 pasos, después de que ambos equipos terminaran empatados 0-0 tras 120 minutos. Fue la primera final de la MLS que acabó sin goles en el tiempo reglamentario.

Luego que los remates de Michael Bradley (Toronto) y el volante uruguayo Álvaro Fernández fueron atajados, el título se definió en muerte súbita. Justin Morrow (Toronto) estrelló su disparo en el travesaño, dejando la mesa servida para Torres. El defensor panameño ejecutó con frialdad, haciéndolo con un disparo arriba y por todo el medio.

“Hace falta un poco de suerte”, comentó Frei. “Afrontémoslo, los penales no son la forma más hermosa de decidir un juego y de hecho Román falló un penal ayer en el entrenamiento. Me alegro de que lo fallara ayer y no hoy”.

Seattle se proclamó campeón en un partido en el que no tuvo un solo disparo a puerta, algo inédito en una final. Toronto fue el primer club canadiense en alcanzar la final de la liga.

Bradley quedó comprensiblemente abatido tras ver cómo su equipo se convertía en apenas el segundo que pierde en casa desde que la MLS dejó de disputar la final en terreno neutral para llevarla al estadio del finalista con más puntos en la temporada regular, una costumbre introducida en 2012.

“Todo el mundo dio todo lo que tenía, todos salieron del campo tras poner todo su corazón en el juego y esta noche no nos vimos recompensados”, dijo Bradley. “Así es el deporte, así es la vida”.

Tras unos anodinos 90 minutos, la prórroga ofreció más emociones, con Toronto generando más ocasiones de peligro.

El técnico de Toronto Greg Vanney decidió sacar al delantero italiano Sebastian Giovinco, la figura del equipo, a los 103 minutos por Tosaint Ricketts. Y la sorprendente variante estuvo a punto de rendirle dividendos.

Cinco minutos después de ingresar, Ricketts filtró el centro que Jozy Altidore cabeceó dentro del área. Pero el arquero de Seattle Stefan Frei saltó acrobáticamente hacia su izquierda para repeler el balón en la raya con su mano izquierda.

Un minuto antes, Ricketts dispuso de otra ocasión cuando un despeje de la defensa le dejó un balón a sus pies, pero remató desviado cuando tenía a Frei vencido.

Toronto rozó la victoria en la agonía de la prórroga cuando Nick Hagglund peinó un tiro de esquina cobrado por Bradley hacia Altidore en la olla, pero Frei manoteó el balón afuera.

La final se jugó con temperaturas gélidas: menos 2 grados centígrados (28 F) al inicio. (D).