Ecuador. viernes 24 de noviembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

F1: Hamilton logra la pole y tiempo récord en Shangai

El piloto de Mercedes, Lewis Hamilton, saluda al p˙blico tras lograr la pole del GP de China el s·bado, 8 de abril de 2017, en Shanghai. (AP Photo/Toru Takahashi)

SHANGAI (AP) — Lewis Hamilton fijó un nuevo récord en el circuito internacional de Shangai para conquistar el sábado con su sexta pole en el Gran Premio de China de la Fórmula Uno.


Publicidad

Con una vuelta de 1 minuto, 31.678 segundos, el piloto británico de Mercedes batió por más de medio segundo la marca fijada hace 13 años por Michael Schumacher, y superó por menos de dos décimas de segundo a su rival de Ferrari, Sebastian Vettel.

Hamilton, cuatro veces campeón en Shangai, también logró la vuelta más rápida en la historia del GP de Australia en la clasificación de esa carrera el mes pasado.

De todas formas, Hamilton no cree que sea el favorito para la carrera del domingo, tomando en cuenta la velocidad exhibida por los bólidos de Ferrari.

“Los Ferraris lucen muy rápidos”, comentó. “Es súper emocionante para mí, porque estamos en una batalla con ellos, y eso nos obliga a elevar el nivel cada vez que salimos a la pista”.

Hamilton también largó desde la pole en el GP de Australia, pero Vettel lo superó en la carrera, cuando el británico acudió a los pits temprano y después no pudo adelantar posiciones entre el tráfico.

Esa fue la primera victoria de Vettel en más de un año, y dejó claro que la escudería italiana es capaz de retar el monopolio de Mercedes de los últimos años.

“Obviamente es divertido cuando puedes disputar las poles y los triunfos”, dijo el alemán. “En realidad no teníamos grandes expectativas (en Shangai) porque es una pista completamente distinta, pero por otro lado sabemos que nuestro vehículo está funcionando bien, así que sólo necesitamos seguir así”.

El compañero de Hamilton, Valtteri Bottas, largará tercero, mientras que Kimi Raikkonen se hizo con la cuarta plaza de la parrilla en su Ferrari.

El jefe de Mercedes, Toto Wolff, anticipó una cerrada lucha por el podio el domingo.

“Se puede empezar a ver un cierto patrón en cuanto a la velocidad”, indicó Wolff. “El patrón es que hay una batalla entre Ferrari y Mercedes en la punta, y parece haber una amplia diferencia con el resto”.

Con las nuevas normas de la F1, los monoplazas de este año tienen neumáticos más anchos, mejoras de aerodinámica, depósitos de combustible más grandes y mayor carga aerodinámica. Los autos son más pesados y difíciles de manejar, lo que pone más énfasis en la pericia y el entrenamiento de los pilotos.

También son considerablemente más rápidos, como demostraron los tiempos del sábado, y se espera que haya más adelantamientos y carreras más emocionantes.

La brecha entre los dos equipos líderes y el resto, sin embargo, seguía siendo significativa.

Al volante de su Red Bull, Daniel Ricciardo se recuperó tras una decepcionante retirada en Australia para clasificarse en quinto lugar. Pero su tiempo de 1:33,033 estaba casi un segundo por detrás de Raikkonen.

“No es algo que se solucionará de la noche a la mañana”, señaló Ricciardo, sobre la brecha que separa a Ferrari y Mercedes del resto. “Creo que necesitamos algunas mejoras para alcanzarlos. Ahora mismo son súper rápidos”.

Felipe Massa, de Williams, se hizo con el sexto puesto de la grilla de larga, seguido por Niko Hulkenberg en su Renault, el mexicano Sergio Pérez con su Force India, Daniil Kyvat con Toro Rosso y Lance Stroll con Williams.

El piloto de Red Bull Max Verstappen, por su parte, se vio inesperadamente eliminado de la clasificación tras informar por radio de un problema con su motor en la primera sesión.

Su última vuelta se vio desbaratada cuando Antonio Giovinazzi, de Sauber, perdió el control al salir de la última curva y sufrió un espectacular choque contra el muro, salpicando el circuito de escombros y poniendo fin a la sesión antes de lo previsto.

Verstappen comenzará en la última fila, un importante revés para el joven piloto holandés, que llegaba a Shangai tras quedar quinto en la carrera de Australia.

Las escuderías no perdieron el tiempo en la sesión previa a la clasificación, después de que las prácticas del viernes quedaran reducidas casi a nada debido a la mala visibilidad por la lluvia, la niebla y la contaminación.

La escasa visibilidad del viernes dejó en tierra el helicóptero médico del circuito, lo que limitó los entrenamientos a unos 20 minutos por la mañana. Muchos pilotos, como Hamilton, Vettel y Raikkonen, no pudieron marcar un tiempo de vuelta rápida.

El accidentado inicio del GP de China provocó especulaciones sobre cambios de horario para permitir más tiempo de prácticas o sobre que se adelantara la carrera un día para evitar la lluvia prevista para el domingo. Sin embargo, la FIA descartó hacer cambios. (D).