Ecuador. viernes 22 de septiembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Una vuelta de honor de Bolt cierra el Mundial

Usain Bolt observa al presidente del COI Sebastian Coe al recibir una pedazo de pista en homenaje a su trayectoria en el Mundial de atletismo, en Londres, el domingo 13 de agosto de 2017. (AP Foto/David J. Phillip)

LONDRES (AP) — Este Mundial de atletismo fue rarísimo y ni siquiera en el último día se apegó al libreto.


Publicidad

La despedida de ensueño de Usain Bolt no se concretó, mientras que Justin Gatlin era abucheado una y otra vez.

Pero Bolt se fue aclamado como el monarca indiscutido del atletismo al bajarse el domingo el telón tras 10 días de competencias. Clásicos de reggae de Bob Marley y Jimmy Cliff retumbaron en el Estadio Olímpico de Londres, rendido con el fenómeno de Jamaica que les deleitó con su icónica pose del rayo — “Hacia al Mundo” — en una emotiva vuelta de honor.

“Todo fue brillante”, resumió Bolt en una rueda de prensa, pese a que terminó gritando de dolor en su última carrera, el sábado, cuando sufrió una lesión en el isquiotibial izquierdo al correr la última posta del relevo 4×100. También terminó tercero en los 100 metros, superado por los estadounidenses Gatlin y Christian Coleman.

Las competencias habían terminado más de media hora, pero los 60.000 espectadores seguían en el estadio para saludar a Bolt.

“Por poco lloré”, declaró Bolt, quien se arrodilló en las líneas de salida de los 100 y 200 metros. “Mi forma de decir de decirle adiós a mis carreras. De decirle adiós a todo”.

Si bien su colección de títulos en las grandes citas quedó estancada en 19, con 11 en los mundiales y ocho en los Juegos Olímpicos, Bolt disfrutó la adulación del público antes de pasar el retiro. El 21 de agosto cumplirá 31 años.

Bolt insistió que no se arrepiente de haber seguido compitiendo cuando pudo haberse ido en la cima tras los Juegos de Río de Janeiro el año pasado, en los que se convirtió en el único velocista que ha conseguido el doblete 100-200 en tres citas olímpicas.

Su plan inmediato es descansar, y “tomarme un trago”. También contempla dedicarse a entrenar y ser comentarista en las grandes citas.

En cuanto a la posibilidad de un regreso a las pistas, lo descartó de plano.

“He visto a mucha gente que se retira y vuelve, dando lástima”, dijo Bolt. “No seré uno de ellos”.

En calidad, las marcas en Londres fueron mediocres en términos generales: se fijó solo un récord mundial, el de la marcha femenina sobre 50 kilómetros, prueba que debutaba en el programa.

Pero la justa fue un éxito total al montarse en la capital británica, donde el atletismo se vive con fervor. Las tribunas estuvieron copadas durante casi todas las sesiones para establecer un récord de entradas vendidas, 705.000 al cabo de 10 días.

Estados Unidos arrasó en el cuadro de medallas, terminando con un acumulado de 30, a solo una del récord fijado por Alemania Oriental. Kenia fue el otro país que superó los dobles dígitos, con 11.

Los estadounidenses doblaron en títulos a los kenianos, 10-5.

El dominio se plasmó cuando Allyson Felix atrapó su segundo oro en la última fecha, ahora como integrante del relevo 4×400. Ello le permitió convertirse en la atleta más laureada en la historia de los mundiales, inclusive por encima de Bolt.

Una enésima sorpresa se produjo en la última prueba. Trinidad y Tobago venció a Estados Unidos en el relevo masculino 4×400.

Kenia sumó dos oros el domingo con las victorias de Hellen Oribi en los 5.000 y de Elijah Manangoi, quien lideró un 1-2 en los 1.500 masculinos.

Caster Semenya conquistó su tercer título mundial, apelando a su abrumador remate en la recta final para doblegar a la burundesa Francine Niyonsaba. Semenya le dio a Sudáfrica su tercer oro de la justa.

Colombia contabilizó por tercer Mundial seguido, pero el oro no llegó con su estrella Caterine Ibargüen. Eider Arévalo se consagró en la marcha de 20 kilómetros, para emular el título alcanzado por Luis Fernando López en Daegu 2011.

Campeona del salto triple en las dos ediciones previas, Ibargüen quedó relegada a la plata en Londres, desbancada al inicio de semana por la venezolana Yulimar Rojas, por un exiguo margen de dos centímetros. (D)