Ecuador. viernes 22 de septiembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Madrid cosecha su segundo empate seguido de local

El jugador de Real Madrid, Gareth Bale, gesticula tras fallar una ocasión de gol en un partido contra Levante por la liga española el sábado, 9 de septiembre de 2017, en Madrid. (AP Foto/Francisco Seco)

BARCELONA (AP) — En un partido altamente frustrante en que acabó con diez jugadores y sufrió la lesión del goleador Karim Benzema, el Real Madrid no logró pasar el sábado de un empate 1-1 como local ante el Levante, su segunda igualada consecutiva en casa en las tres primeras fechas de la liga española.


Publicidad

Los blancos, que la pasada fecha también firmaron tablas por 2-2 con el Valencia, acabaron cosechando otra vez un solo punto ante el recién ascendido Levante, que se puso en ventaja con un gol de “Ivi” López a los 12. Lucas Vázquez empató a los 36.

Monarca vigente del campeonato doméstico, así como de la pasada Liga de Campeones, el Madrid no enlazaba dos partidos ligueros seguidos sin ganar desde septiembre el año anterior, cuando hilvanó tres empates consecutivos.

Pero en este arranque de curso, el equipo de Zinedine Zidane no puede contar con el actual Balón de Oro, Cristiano Ronaldo, que cumplió ante los “granotas” el cuarto de sus cinco partidos de sanción por empujar a un árbitro durante la pasada Supercopa de España contra el Barcelona.

“No tuvimos frescura final para crear ocasiones y el Levante se encerró atrás. Cristiano podría haber jugado de delantero, pero lleva cuatro partidos sancionado. Es desmesurado”, opinó Vázquez. “Toca aprender de los errores y mirar hacia el futuro”.

El Levante estaba en la segunda división hace justo un año, pero ahora suma los mismos cinco puntos que el Madrid en la clasificación de primera.

“Aquí se viene a sufrir, pero se puede sacar lo que sea. Marcamos en jugando ensayada y este punto nos sabe a gloria”, comentó “Ivi”.

La jornada sabatina continúa con la visita del Atlético de Madrid al Valencia y del Eibar al Sevilla, y concluye con la disputa del clásico ciudadano entre Barcelona y Espanyol.

Sin Cristiano, Zidane optó por dar también descanso al costarricense Keylor Navas en el arco y Luka Modric en el mediocampo, después de haber participado ambos en partidos de selección.

Al Madrid le costó encontrar el hilo ante un Levante con presión alta desde el arranque, capaz de desbordar por bandas y obligar al apresurado repliegue local. Un avance “granota” gestó el primer gol en saque de banda largo de Iván López que no atinó a medir la defensa madridista para beneficio de “Ivi”, hábil en el sombrero sobre un desconcertado Dani Carvajal y letal en la volea a quemarropa sobre Kiko Casilla.

La reacción “merengue” fue instantánea, aunque Robér Suárez frustró un remate de Marco Asensio tras dejada de Benzema, quien poco después se retiraría lesionado, dejando su lugar a Gareth Bale, suplente de inicio.

El galés tardó poco en activarse, gracias en parte al empate del Madrid, también a balón parado y mediante poderoso cabezazo de Sergio Ramos que repelió como pudo Raúl Fernández, dejando el balón franco para que Vázquez remachara a la red.

Bale insistió de cabeza en centro de Marcelo pero apuntó fuera, y probó igualmente en carrera, habilitado por Ramos, aunque Fernández desvió su definición cruzada con el exterior de la zurda.

Con el Levante igualado a puntos en la tabla clasificatoria y los rivales directos pendientes de entrar en escena, el Madrid empezó a mirar el reloj y pisó el acelerador en la segunda mitad, donde Bale siguió ejerciendo el rol de ariete, acercándose cada vez más al gol con otro testarazo ligeramente elevado, producto de un cruce de Vázquez desde la derecha.

El cerco se estrechó sobre el conjunto valenciano en el tramo final, con el enésimo arribo aéreo de Bale, un derechazo al poste de Toni Kroos y la crispada expulsión de Marcelo por propinar una papada a la espalda del colombiano Jefferson Lerma, acción merecedora de tarjeta roja directa. (D).