Ecuador. sábado 21 de octubre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Mayoral y Bale enderezan el rumbo del Real Madrid

SAN SEBASTIÁN, 17/09/2017.- El delantero galés del Real Madrid Gareth Bale (i) supera la salida de Rulli para marcar el tercer gol ante la Real Sociedad, durante el partido de la cuarta jornada de Liga en Primera División que están disputando esta noche en el estadio de Anoeta, en San Sebastián. EFE/Javier Etxezarreta

San Sebastián (España), 17 sep (EFE).- El Real Madrid corrigió el errático rumbo que había tomado en el inicio de la Liga con un triunfo incontestable ante la Real Sociedad (1-3) en Anoeta, donde Borja Mayoral firmó su primer gol en partido oficial con el equipo blanco y Gareth Bale volvió a dar señales de vida con el tanto que cerró el encuentro.


Publicidad

En el minuto 18 Sergio Ramos hizo de boya en el área chica, atrajo a los centrales locales, intentó hacer una chilena en una posición muy forzada y Borja Mayoral, que llegó desde atrás, envió el balón al fondo de la red.

Muchos aficionados se temían lo peor, pero la Real de este inicio de temporada ha demostrado una fortaleza desconocida otros años y, en menos de diez minutos, había empatado el encuentro con un gol de bandera del joven Kevin Rodrigues, haciendo bueno un centro de su compañero canterano Odriozola, una acción en la que Keylor Navas no estuvo muy afortunado .

Kevin Rodrigues se iba a convertir en infortunado protagonista de un choque que pasó en un instante de la posibilidad de ventaja local al 1-2 madridista, cuando el lateral blanquiazul interceptó un tiro de Mayoral, desvió su trayectoria y batió a un sorprendido Rulli.

No perdonó el conjunto madrileño en la siguiente oportunidad, la que le permitió resolver el choque en el minuto 60 en un balón colocado perfectamente por Isco a Bale, éste ganó en la carrera a Kevin (alcanzó una velocidad de 35 km. hora, según Movistar TV) y superó con habilidad la salida de Rulli para seguir abonado a un estadio que se le da de maravilla. (D)