Ecuador. sábado 21 de octubre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Posponen el Clásico América-Guadalajara del fútbol mexicano

La empresa Televisa acordó hoy posponer el Clásico del fútbol mexicano entre América y Chivas, que debía jugarse este sábado, como consecuencia del terremoto que sacudió ayer el centro del país.


Publicidad

“El Club América ha decidido no distraer la atención de los miles de elementos de seguridad y protección civil que generalmente acompañan un evento de esta naturaleza, sus jugadores, cuerpo técnico y el resto del personal apoyarán las acciones que se están realizando”, dijo un comunicado de la empresa dueña del América.

Según la nota, cuando la Liga MX determine la nueva fecha del encuentro, la taquilla será destinada a labores de reconstrucción en la Ciudad de México, Oaxaca, Puebla y Morelos.

Ayer a las 13:14 horas un sismo de 7,1 en la escala de Richter sacudió la zona central de México y causó en las primeras 24 horas 225 muertes, centenares de heridos y numerosos derrumbes y pérdidas materiales millonarias.

Televisa informó también que el estadio Azteca y las instalaciones de la empresa en las zonas de San Ángel y Santa Fe serán habilitados como centros de acopio para recibir artículos para bebé, de higiene personal, de limpieza para el hogar, alimentos enlatados y no perecederos, entre otros.

El América-Guadalajara es el partido más esperado del fútbol mexicano y estaba marcado para encabezar la décima jornada del Apertura 2017 en la que también jugarán Puebla-Monterrey, Atlas-Morelia, Lobos Buap-Tijuana, Querétaro-Cruz Azul, Tigres-Veracruz, Pachuca-Toluca, Pumas-León y Santos Laguna-Necaxa.

Ayer, horas después del sismo, la Liga MX pospuso la celebración de los octavos de final de la Copa MX y no se descarta que en las próximas horas la liga tome decisiones relacionadas con los partidos restantes de la jornada del fin de semana, algunos de los cuales están programados para jugarse en zonas afectadas por el temblor.