Ecuador. sábado 21 de octubre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Abogado: Aaron Hernández tenía encefalopatía crónica

ARCHIVO - En esta foto de archivo del 14 de abril de 2017, el exjugador de los Patriots de Nueva Inglaterra, Aaron Hernández, reacciona luego de que se le exoneró de dos homicidios en la Corte Superior en Boston (AP Foto/Stephan Savoia, Pool, archivo)

BOSTON (AP) — El fallecido exjugador de la NFL Aaron Hernández padecía un caso severo de encefalopatía traumática crónica, afirmó su abogado el jueves, día en que anunció una demanda contra la NFL y los Patriots de Nueva Inglaterra por ocultar los peligros que representa el fútbol americano para la salud.


Publicidad

La doctora Ann McKee, directora del CTE Center, un grupo investigador sobre esta enfermedad neurodegenerativa en la Universidad de Boston, dijo que Hernández padecía este problema en el tercer grado, dentro de una escala de cuatro. Entre otros síntomas, el padecimiento puede provocar cambios violentos de humor, depresión y desórdenes cognitivos.

“Se nos dijo que era el caso más severo que habían visto en alguien de la edad de Aaron”, comentó el abogado José Báez.

Báez dijo que Hernández había mostrado indicios de amnesia, carácter impulsivo y agresividad, atribuibles probablemente a la encefalopatía..

La demanda interpuesta ante un tribunal federal de distrito afirma que la NFL y los Patriots no tomaron las medidas adecuadas para proteger la salud del jugador, lo cual derivó en una enfermedad que dejó sin la compañía de su padre a Avielle, la hija de Hernández, nacida hace 4 años.

“Los acusados estaban bien al tanto de los peligros de exponer a jugadores de la NFL, como Aaron, a impactos repetidos a la cabeza”, añade la demanda. “Sin embargo, ocultaron o falsearon los riesgos de estos impactos”.

Hernández se suicidó apenas horas antes de que sus excompañeros visitaran la Casa Blanca para celebrar su más reciente victoria en el Super Bow. Una semana antes, el exjugador, de ascendencia puertorriqueña, fue exonerado de matar a tiros a dos personas desde un vehículo en Boston. Aquellas muertes ocurrieron en 2012.  (D)