Ecuador. sábado 16 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Chevron bajo presión de sus accionistas

 


Publicidad

El diario El PAIS, de España, se hizo eco del reclamo hecho por un grupo de accionistas de la petrolera Chevron, la tercera empresa más grande de Estados Unidos, quienes ha comenzado a reclamar a la compañía para que llegue a un acuerdo con los indígenas de Ecuador que reclaman una indemnización multimillonaria por un vertido de petróleo en la Amazonia. Chevron celebró su junta de accionistas el miércoles en San Ramon, California.

Según reveló el diario Wall Street Journal, Thomas P. DiNapoli, gestor de un fondo de inversión de Nueva York de 140 millones de dólares, envió una carta a Chevron en la que decía: “Es hora de que Chevron afronte la realidad. Los efectos de esta contaminación horrorosa e incontrolada en el Amazonas aún perduran hoy día”. “Los inversores no obtienen ningún beneficio con este drama jurídico sin fin”. La carta la firman también otros fondos importantes.

El caso se remonta casi cuatro décadas atrás. La petrolera Texaco (comprada por Chevron en 2000) operó durante 25 años en la Amazonia ecuatoriana. Al retirarse en 1990, dejó cientos de pozos al aire libre con lodos tóxicos que desaguan en ríos de los que viven al menos cinco tribus indígenas.

Un grupo de habitantes de estos lugares demandó a Chevron en 1993. Tras derivar el caso a Ecuador un juez de Nueva York, un tribunal local condenó el pasado 14 de febrero a la petrolera a pagar 8.500 millones de dólares, la multa más cara de la historia por un delito ecológico. Chevron sigue litigando en un juzgado de Nueva York para detener la ejecución de la sentencia. “Chevron no cree que llegar a un acuerdo sobre una demanda fraudulenta interese a nuestros accionistas”, respondió la compañía en un comunicado.

La ONG Amazon Watch, citada por Efe, afirmó que las comunidades indígenas estuvieron presentes en la junta de accionistas y la demanda protagonizó buena parte de la sesión.

Durante la sesión, la compañía exhibió el siguiente video con el que pretendía “demostrar dijo la empresa en un comunicado- el fraude perpetrado por los abogados demandantes en el juicio en Ecuador”.