Ecuador. sábado 16 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Lunes Negro. ¿Martes también?

Buenos Aires, Sao Paulo, Lima y Santiago cayeron en picada. El pánico se extiendió por la región: la Bolsa de Valores de Buenos Aires es la más afectada, con una caída superior al diez por ciento. La menos afectada ha sido la de Colombia, que de todas maneras se ha derrumbado en un 4%.


Publicidad

La Bolsa porteña se derrumbó un 10,7%, golpeada por las fuertes bajas que experimentaron las Bolsas del mundo. El nerviosismo por el futuro económico de Estados Unidos y Europa arrastró a todos los índices bursátiles del mundo y el Merval (que es el índice de las empresas líderes que cotizan en la Bolsa de Valores de Buenos Aires) no escapó a esta tendencia y cayó incluso más del doble que Wall Street. Al malestar por el contexto internacional, se le sumó un desalentador balance presentado por la distribuidora de electricidad, Edenor, que reportó en el primer semestre del año una pérdida de 94, 5 millones de pesos, 93,2 millones más que en el mismo periodo del año pasado. Si bien Edenor ya venía registrando resultados negativos, es la primera vez que alcanza una pérdida de tal magnitud.

Tras conocerse el resultado del ejercicio de la eléctrica, sus acciones caían un 10% y su cotización estuvo suspendida y terminó con una merma del 12%. Igualmente, no fue la más perjudicada del panel líder. Mirgor retrocedió el 14,96%, Petrobras Argentina el 14,89% y Petrobras Brasil el 13,68%. De esta forma, más de la mitad de las acciones líderes dejaron de operar para evitar caídas aun más fuertes.

Las acciones de Petrobras cae en picada

Petrobras, la estatal brasileña de petróleo, es una de las empresas cuyas acciones más cayeron también en Sao Paulo. El índice Ibovespa de la bolsa de Sao Paulo cedió hoy un 8,08 por ciento y flirteó con la suspensión de cotización, en una sesión de fuertes pérdidas en las plazas internacionales.

El selectivo de referencia del parqué brasileño, que el viernes se anotó una leve subida del 0,26 por ciento, perdió hoy 4.281 puntos y se situó en los 48.668 enteros, su menor valor nominal desde el 30 de abril de 2009, cuando las bolsas mundiales sufrían la primera fase de la crisis financiera.

La plaza paulista se tiñó de rojo, el color que dominó los cierres de la renta variable mundial a pesar de que hoy el día comenzaba con optimismo en Europa, después de que el Banco Central Europeo comprara deuda de España e Italia para aplacar la fiebre vendedora en los mercados bursátiles. Sin embargo, la confianza se desvaneció con la apertura negativa de Wall Street debido a la rebaja en la nota de deuda estadounidense impuesta por la agencia de calificación S&P, una decisión que hoy fue criticada por la presidenta brasileña, Dilma Rousseff.

 

En el mercado de divisas, el real se depreció hoy un 0,62 por ciento frente al dólar, moneda que se cotizó a 1,599 reales, tanto para la compra como para la venta.

El desplome de Wall Street

Wall Street se vino abajo.

No hay respiro para las Bolsas. Wall Street se desplomaba hoy en reacción a la rebaja de la deuda de EEUU por la agencia Standard & Poor’s (S&P) y temeroso de una nueva recesión, contagiando a las bolsas europeas, que cerraron en caída libre. Los principales índices europeos han terminado la sesión con importantes pérdidas. El optimismo que se vivía esta mañana en los mercados de deuda gracias al anuncio del Banco Central Europeo de que iba a comprar deuda de España e Italia, no se han visto contagiados por este sentimiento. En Europa, las principales Bolsas han sufrido caídas agudas, que varían entre el 3,4% que se ha dejado Londres, el 4,6% que ha perdido París y el 5% de Fráncfort. Milán y Madrid han sido dos de las menos castigadas. La Bolsa italiana ha perdido el 2,35% y el Ibex, principal indicador de España, ha registrado una caída del 2,4%, un nivel al que no se situaba desde agosto de 2009.

La bolsa de Nueva York, abrió con una fuerte tendencia a la baja pero hacia la media sesión pareció conseguir cierta moderación, pero volvió a reanudar la caída tras una declaración del presidente de EEUU, Barak Obama.

Unas horas antes del cierre, el principal índice de la bolsa de Nueva York, el Dow Jones de Industriales, caía el 5,19 %, mientras que el selectivo S&P retrocedía el 6,48 % y el índice compuesto del mercado Nasdaq bajaba un 6,46 %.

El presidente de EE UU, Barack Obama, trató de aportar calma en una comparecencia no prevista. Saltó a la arena a media sesión, cuando Wall Street se dejaba el 3%. “Los mercados suben y bajan, pero esto es Estados Unidos, y no importa lo que ocurra, siempre seremos un país AAA”, clamó Obama con un tinte patriótico. Sus palabras no calaron. Las pérdidas en Wall Street se acentuaron. Y si el Dow Jones perdió un 5,55%, el S&P 500 se dejó un 6,66%% y el Nasdaq, un 6,90%.

 

Lunes negro

Jean-Claude Trichet, presidente del BCE.

El temor a un “lunes negro” tras la rebaja de la nota de la deuda de EEUU por S&P en la noche del viernes, motivaron durante el fin de semana intensos contactos telefónicos entre líderes europeos y el presidente de EEUU, así como de titulares de Finanzas del G7 y del G20, en un intento de encontrar la forma de calmar a los mercados.

Pero las declaraciones consensuadas contrarreloj por el G7 y del G20 y difundidas poco antes de la apertura de los mercados no consiguieron tranquilizar a Wall Street, que, preocupado sobre todo por la debilidad de la recuperación de la economía de EEUU, contagió a Europa el temor a la posible vuelta a una recesión generalizada.

La agencia de calificación de riesgo S&P anunció la decisión sin precedentes de rebajar la nota de la deuda de EEUU de AAA a AA+.

La nueva calificación está acompañada de la perspectiva “negativa”, lo que implica la posibilidad de una nueva degradación en el periodo de 6 meses a 2 años.

Es más, EEUU podría tardar casi una década en recuperar la matrícula de honor de su deuda soberana si las lecciones del pasado se repiten, advirtió en una conferencia de prensa el director general de S&P, John Chambers, quien recordó que ningún país cuya calificación máxima haya sido rebajada ha logrado recuperarla en menos de nueve años.

Chambers precisó, sin embargo, que “cada país tiene sus propios tiempos, no estamos sugiriendo ningún plazo”.

Ante el derrumbe de los mercados, si algo parece seguro para invertir en estos momentos es el oro. La onza cotizó ayer por encima de los 1.700 dólares. Y, según JP Morgan, su techo todavía está muy lejos, en los 2.500 a finales de año. Todo un síntoma de la incertidumbre y la desaceleración. Algo que también se observa al ver la caída de los precios del petróleo. El barril brent, referencia del mercado europeo, se pagó a 102 dolares y el Texas, a 81, seis menos que el viernes.

Japón también interviene

Yoshihiko Noda, ministro de Finanzas de Japón.

Tras ello, las Bolsas asiáticas se han contagiado hoy del pánico y acumulan cuantiosas pérdidas. La Bolsa de Tokio, que ya abrió la jornada del  martes 9 de agosto con descensos del 2%, cae ahora más de un 4% y se sitúa por debajo de su barrera de los 9.000 puntos, su mínimo desde el pasado 17 de marzo.

La bolsa de Hong Kong, por su parte, ha amanecido con un descenso del 6,05% y tras haber llegado a caer un 7% en algunos momentos, acumula ahora pérdidas superiores al 6%. El pánico de los inversores afecta también a la Bolsa de Seúl, que abrió la sesión con un descenso de más del 3% y ahora se deja casi un 5%.

Japón, segundo mayor titular de deuda estadounidense tras China, aseguró que los bonos de Washington continúan siendo un producto financiero atractivo y que seguirá adquiriéndolos pese a la rebaja en su calificación.

Además, el ministro de Finanzas nipón, Yoshihiko Noda, y el gobernador del Banco de Japón, Masaaki Shirakawa, informaron a sus homólogos de Reino Unido, EEUU, Canadá, Francia, Alemania e Italia sobre la intervención que el país asiático realizó el jueves pasado en el mercado de divisas para depreciar el yen.

Noda, que no ha querido detallar la reacción del grupo a la intervención unilateral de Japón, instó a que el G7 mantenga su determinación de luchar contra movimientos que desestabilicen el mercado de divisas.

Con textos de EFE

1 Comentario el Lunes Negro. ¿Martes también?

  1. La Economía mundial esta en tensión, bolsas del mundo dando sus mejores soluciones

Los comentarios están cerrados.