Ecuador. martes 12 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

La proyección de ventas de autos se reduce

Las últimas reformas que realizó el Comité de Comercio Exterior (Comex) para la emisión de licencias para la importación de vehículos y sus partes no dejaron tranquilos a los empresarios de la industria automotriz.


Publicidad

Ahora la preocupación es la limitación que tienen para importar otros modelos, ya que las licencias se entregarán por subpartida (tipo de vehículo) y de acuerdo a los pedidos que realizaron las empresas. Eso significa que no podrán importar nuevos modelos.

La propuesta es que se entreguen licencias por capítulos (libertad para traer varios tipos de automóvil) y no por las subpartidas. Jaime Cucalón, presidente de la Asociación Ecuatoriana Automotriz (AEA), dijo que la idea es que se facilite a las concesionarias poder importar nuevos modelos de acuerdo a las condiciones del mercado. “Si ya hay mucho dinero por la compra de automóvil tipo SUV 4×4 y no es posible importar más se puede cambiar el giro del negocio. Se podrá traer carros más baratos y no se perderá el volumen, pero para hacer eso es necesario que las licencias se emitan por capítulos”.

Según Cucalón, ese cambio es clave para que el negocio pueda continuar operando con normalidad y colaborar con el Gobierno para importar menos vehículos. “Ahora para las empresas es más conveniente traer otro tipo de vehículo y ya no los más caros”.

Nathalie Cely, ministra coordinadora de la Producción, dijo el jueves pasado en Guayaquil, que la idea de las licencias es reducir en un 20% la importación de vehículos y un 5% la de CKD (partes para el ensamblaje) . “Se ha cambiado la resolución para no afectar a nadie y controlar sostenidamente el nivel de importaciones para que no afecte más la balanza comercial”.

En la resolución inicial del 26 de agosto pasado, se dispuso que para la importación de 53 partidas se debe solicitar una licencia y en esa lista estaban vehículos, CKD, neumáticos, televisores, refrigeradoras, celulares y productos de acero. Esa medida afectaba a 596 empresas ya que se restringía sus compras en el exterior y podía ocasionar una supuesta escasez de productos, como llantas.

Pero el 31 de agosto se modificó la resolución y se liberalizaron 9 partidas para que no soliciten licencias como llantas, productos intermedios de acero y equipos para la fabricación de hielo.

Andrés Pino Gómez de la empresa importadora de llantas Antonio Pino Ycaza, dijo la semana pasada que la importación de llantas en volumen no ha subido pero sí en dinero. “Ahora la materia prima es más cara y eso se traslada al precio”.

Además se dio plazo hasta el 16 de septiembre para que los importadores que hayan hecho pedidos o la mercadería se encuentra en tránsito puedan ingresar sin esos requisitos.

Pero los empresarios del sector automotor esperan reunirse nuevamente para agilizar los cambios y evitar retrasos en las compras en el exterior. Cucalón sostuvo que las proyecciones de este año ya no serán de 145 000 unidades como esta previsto sino de 120 000. “Con esto ya hay una reducción de más de 25 000 unidades y se espera que el mercado no mantenga la demanda al alza”.

Anglo busca más clientes en Manabí

Con una inversión de USD 2 millones la concesionaria Anglo Automotriz se expande en Manabí. La firma es distribuidora de los vehículos marca Chevrolet y cuenta hasta el momento con cuatro agencias en Guayaquil.

Ahora contará con dos talleres concesionarios en Manta y Portoviejo. La inauguración está prevista para los próximos seis meses ya que actualmente está en construcción.

Anglo es parte de las 52 concesionarias que operan en el mercado y que en el 2010 comercializaron 130 000 unidades que incluyen las marcas Chevrolet, Hyundai, Kia, Toyota, Mazda, Renault, entre otras.

Rodolfo Castro, gerente de Anglo Automotriz, dijo que la empresa ganó una licitación con la General Motors para abrir concesionarias en Manabí. “Tendrán todos los servicios y modelos que ofrece al empresa. En seis meses la inauguramos”.

Anglo comercializa en promedio 500 vehículos mensuales y ahora con las nuevas reglas tendrán que ajustar sus proyecciones y planes de venta. Además la incorporación de nuevos modelos.

Jaime Cucalón, presidente de AEA, dijo que todas las empresas deben reprogramar sus ventas y niveles de importación. “Hay que analizar cómo será el 2012 y cuáles son las reglas del juego para no tener problemas y ofrecer los servicios a sus clientes”.

Y más todavía cuando los CKD tendrán un aumento en los aranceles y afectarán al precio final del vehículo que es ensamblado en el país, dijo Cucalón.