Ecuador. miércoles 13 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

España aprueba decreto sobre desahucios e impagos hipotecarios

El Congreso español aprobó este jueves un decreto de ley destinado a tratar de atenuar los problemas de desahucios e impagos hipotecarios que actualmente sufren muchas familias en España, entre ellas las formadas por inmigrantes en situación de desempleo.


Publicidad

Antes de su aprobación, el ministro español de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, defendió el texto y señaló que favorecerá a familias que, por no poder hacer frente al pago de sus obligaciones hipotecarias, sufren el riesgo de quedar excluidos socialmente.

El decreto define qué características debe cumplir un cliente bancario para ser considerado en riesgo de exclusión, como que la vivienda afectada sea única y habitual, que todos los miembros de su familia estén desempleados y que la hipoteca consuma el 60% al menos de los ingresos que percibe.

La vivienda objeto del embargo no podrá costar más de 200.000 euros (unos 265.146 dólares) en las ciudades de más de un millón de habitantes, ni más de 120.000 euros (alrededor de 160.000 dólares) en las poblaciones de menos de 100.000.

Como anexo al decreto, se incorpora un código de buenas prácticas que la banca puede asumir de manera voluntaria, aunque una vez suscrito su aplicación será obligatorio durante dos años.

Este código establece, por ejemplo, la obligación de refinanciar la hipoteca a las familias y en caso de que no puedan pagar les aplicará una quita o, en caso de impago, se podrá entregar la vivienda en dación en pago.

En este caso, la entidad está obligada a dejar que la familia permanezca un tiempo en la casa con el abono de un alquiler razonable.

La fuerte crisis económica que atraviesa España, con más de cinco millones de desempleados, ha llevado a muchas familias al borde del desahucio, entre ellas las formadas por inmigrantes que se ven incapaces de afrontar el pago de sus hipotecas.

Entre los extranjeros que adquirieron una vivienda en España, la comunidad ecuatoriana ha resultado ser una de las más afectadas.

Según datos ofrecidos a Efe por la Coordinadora Nacional de Ecuatorianos en España (CONADEE), sólo en Madrid existen entre 60.000 u 80.000 inmigrantes ecuatorianos al borde del desahucio, y muchos de ellos ya han regresado a su país sin hacer frente a su deuda.

En una reciente visita a España, el presidente de Ecuador, Rafael Correa, criticó la regulación española de las hipotecas y aseguró que es “muy difícil de comprender que el riesgo” recaiga sobre las personas y no sobre el capital.

Esa impresión se la trasladó al presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, quien reconoció la “necesidad” de flexibilizar la normativa actual. EFE