Ecuador. jueves 14 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Todos los indicadores de Wall Street, a la baja, ante crisis de Europa

NUEVA YORK (AP) — Los precios de las acciones bajaban este miércoles en la Bolsa de Valores de Nueva York debido a la incertidumbre sobre el futuro político de Europa.


Publicidad

Poco después de las 18h00 GMT, el índice Dow Jones perdía 86 unidades para ubicarse en 12.846, mientras el Standard & Poor’s 500 perdía ocho unidades para quedar en 1.356 y el tecnológico Nasdaq perdía 11 unidades para quedar en 2.935.

Tanto los precios de las acciones como los de las materias primas cayeron a medida que subían las tasas de préstamos para España e Italia, indicio de que los inversionistas le están perdiendo confianza a la situación financiera de esos países.

La tasa para préstamos de España a 10 años subió de 5,70% a 6,06%. Se teme que España, agobiada por el desempleo y el colapso del sector de bienes raíces, será el próximo país en necesitar un rescate financiero.

El Dow Jones llegó a bajar 184 unidades y está a punto de sufrir su racha perdedora más larga desde mediados del año pasado.

El Dow ha subido 25% desde el 3 de octubre hasta el primero de mayo, a medida que se estabilizaba la situación en Europa. A fines del año pasado, los países de la eurozona llegaron a un acuerdo para implementar disciplina presupuestaria.

El Dow cerró en una cima de cuatro años el primero de mayo pero a partir de entonces, la inquietud sobre Europa ha resurgido, particularmente a partir del domingo, cuando los votantes en Grecia y Francia votaron en contra de líderes que impusieron duras medidas de austeridad para complacer a inversionistas.

Las bajas en esta época de año son ya rutina en Wall Street. En el 2010 y el 2011, el Dow subió los primeros tres meses del año, pero entonces se quedó sin variar o bajó debido a los problemas externos.

Si bien es verdad que el mercado está mostrando volatilidad, eso no se compara con el año pasado, cuando el Dow solía ganar o perder cientos de puntos en un solo día.

El ambiente se asemeja ahora al del año pasado, y los inversionistas están vendiendo los instrumentos más arriesgados debido a las malas noticias en Europa.

Hoy, los precios bajaron para los combustibles, el cobre y la plata, que son necesarios para sostener el crecimiento económico global pero son menos valiosos cuando la economía está débil y la demanda está bajando.

El petróleo crudo de referencia, que estaba a 110 dólares el barril a comienzos de año, cayó por debajo de los 100 dólares la semana pasada y seguía bajando. Perdió 1% y se cotizaba a unos 96 dólares el barril este miércoles en la Bolsa Mercantil de Nueva York.

Las acciones bancarias, que suelen estar afectadas por la situación en Europa, y las compañías industriales, que dependen de una economía mundial sana y robusta, tuvieron el declive más pronunciado.

Las acciones europeas sufren una de sus peores semanas en meses. El índice británico FTSE 100 perdía 2,2% para la semana, su peor muestra desde diciembre. El índice de Grecia perdía 10,8%, el peor declive desde agosto.

Los inversionistas inyectaban su dinero en instrumentos más seguros tales como los bonos del Tesoro estadounidense, con lo que el rendimiento de nota para 10 años bajó a 1,80%, su nivel más bajo en siete meses.

Una de las razones por las cuales está aumentando la demanda por los bonos estadounidenses es que a medida que la situación en Europa se va deteriorando y se debilitan las contrataciones en Estados Unidos, se considera que la Reserva Federal iniciará otra ronda de compra de bonos para estimular la economía.

La compra de bonos del banco central estadounidense deprime los rendimientos, con lo que aumentan las acciones y las materias. Cuando los operadores opinan que la Fed va actuar, compran bonos para aprovechar algo y participar en bonos de deuda.

Los indicadores económicos y las ganancias corporativas siguen siendo augurio de una recuperación cercana aunque será tortuosa. El gobierno dijo que los inventarios mayoristas en aumentaron marzo a su ritmo más lento en cuatro meses, indicio de que la demanda es demasiado débil para que las compañías intensifiquen su producción.

Las acciones europeas subieron, recuperándose de pérdidas anteriores. Los índices de Francia e Inglaterra cerraron con una baja menos de 1% tras haber perdido terreno antes.