Ecuador. domingo 17 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Los líderes del G20 discuten la crisis mundial

LOS CABOS, México (AP) — Los líderes europeos en la cumbre del G20 batallaron el lunes para asegurar al mundo que están en camino de resolver las incesantes crisis económicas de su continente, defendiendo sus respuestas a pesar de que los mercados financieros orillan más a España a pedir un rescate financiero que presionaría la capacidad del mundo para pagar.


Publicidad

Menos de 24 horas después de unas elecciones que aliviaron los temores de que Grecia pudiera salirse de la zona euro, la tasa de interés que paga España por sus bonos de deuda superó el nivel de 7% que obligó a Grecia, Portugal e Irlanda a pedir un rescate financiero.

La posibilidad de un rescate para la economía española, valuada en 1,10 billones de euros (1,39 billones de dólares), eclipsó de inmediato el optimismo en el G20 por las elecciones griegas y apagó las expresiones de confianza de México, el país anfitrión, de que la cumbre de las principales economías del mundo produciría más que los 430.000 millones de dólares en compromisos concretos para el Fondo Monetario Internacional como seguro contra futuros rescates.

La delegación española en la cumbre en Los Cabos lamentó el aumento en los costos de financiamiento de su país y opinó que la reacción del mercado no correspondía a la realidad de la fortaleza de la economía de España.

“Estamos convencidos desde el gobierno que la situación actual de penalización de los mercados, la que estamos sufriendo hoy, no se corresponde con los esfuerzos ni con la potencialidad de la economía española”, dijo el ministro de Economía español Luis de Guindos. “Eso es algo que (en los mercados) se tiene que acabar reconociendo en los próximos días, en las próximas semanas”, añadió.

El día estuvo repleto de declaraciones de líderes que pidieron cooperación y exhortaron a Europa a resolver su crisis en una cumbre donde se esperan pocos resultados concretos.

“Ahora es el momento, como lo hemos hablado, de unirnos para hacer lo necesario para estabilizar el sistema financiero mundial y evitar el proteccionismo, para hacer crecer la economía y crear empleos mientras se hace de forma responsable”, dijo el presidente estadounidense Barack Obama después de una reunión con el anfitrión, el mandatario mexicano Felipe Calderón.

El presidente de la Comisión Europea, José Manuel Barroso y el presidente del Consejo Europeo, Herman van Rompuy, exhortaron a los mercados a enfocarse en una cumbre europea que se realizará a finales de junio y que según ellos ayudará al continente a avanzar hacia una integración política y económica más profunda para apuntalar su moneda única. La falta de normas comunes entre los países de la zona euro es visto como la causa principal de la actual crisis. En la cumbre de la Unión Europea se avanzaría en reglas bancarias comunes para los países miembros, dijeron Barroso y Van Rompuy, aunque alertaron, algunas veces en tonos defensivos, que no habrá resultados en el corto plazo.

“Puedo asegurarles que aun si en junio no tomamos decisiones definitivas, el camino es muy claro para todos”, indicó Van Rompuy. “En este caso, el ritmo es menos importante que la decisión que tomemos”.

Barroso tuvo un tono más agresivo al señalar que “la crisis se originó en Norteamérica” con el colapso de los productos financieros relacionados con las bienes raíces y arremetió sutilmente contra China y otros países no democráticos en la cumbre.

“No todos los integrantes de la cumbre del G20 son democracias, pero nosotros somos democracias y tomamos decisiones democráticamente. Esto significa tomar más tiempo”, indicó. “Francamente no vinimos aquí a recibir lecciones en términos de democracia o sobre cómo manejar la economía, porque la Unión Europea es un modelo del que estamos muy orgullosos”.

El primer ministro David Cameron llamó a los países europeos a mantener la austeridad para construir la confianza de los inversionistas. También alertó en contra de responder a la agitación económica imponiendo medidas proteccionistas.

En específico, el gobernante conservador dijo que un acuerdo de libre comercio entre Estados Unidos y la Unión Europea “podría dar un enorme impulso en todo el mundo”.

“Pienso que existe una amenaza de no concretar una reforma de largo plazo, en particular las reformas bancarias y servicios financieros donde el G20 fue pionero”, agregó Cameron. “De no completarla podría llevarnos a repetir la crisis de 2008”.

Obama se reunió el lunes con el presidente ruso Vladimir Putin para hablar de las diferencias entre ambos países sobre Siria e Irán. Oosteriormente se reunió con la canciller alemana Angela Merkel, cuyo país tiene una función determinante para solucionar la crisis de deuda de Europa.

Las elecciones del domingo en Grecia, las segundas votaciones en seis semanas, no dieron a ningún partido los suficientes votos para formar un gobierno por sí sólo. Pero el conservador Nueva Democracia y el socialista PASOK, que quedó en tercero, han dicho que se apegarán a los compromisos del rescate financiero internacional de la nación helena.

Merkel indicó que no será fácil encontrar espacio para negociar, e insistió en que Grecia debe mantener su posición en las negociaciones y “tenemos que contar con que Grecia se apegue a sus compromisos”.

Calderón trató de dar un mensaje más optimista el fin de semana al decir que espera que el G20 produzca aportaciones récord al FMI y superar las promesas de 430.000 millones de dólares este año e incrementar su capacidad para realizar más rescates en Europa.

El mandatario mexicano indicó que Estados Unidos no contribuirá, una decisión congruente con la postura de Washington de que dar más dinero al Fondo sería un rescate de facto de Estados Unidos para Europa. No está claro cuánto dinero aportarán los países en desarrollo como Brasil o India, que han presionado para tener más voz en el FMI a cambio de mayores cuotas.

La idea de que a países en desarrollo como Brasil se les pidiera contribuir más para el FMI para salvar las economías europeas marcó un irónico giro para Latinoamérica, que durante mucho tiempo dependió de los fondos fijos del FMI y soportó las recetas para hacer reformas, dijo Eric Farnsworth, vicepresidente del grupo de negocios del Consejo de las Américas.

Los países en desarrollo, que hasta ahora han evitado el colapso económico, podrían aprovechar la crisis para por fin tomar más posiciones de poder en el Fondo Monetario Internacional y otras organizaciones después de pedir durante años una mayor voz, agregó Farnsworth.

Sin embargo, ese escenario se complica debido a la desaceleración económica en Brasil, China y otros países en desarrollo, que están batallando con un lento crecimiento en medio de la incertidumbre mundial.

“Europa es un problema global y se espera que los países que acepten una autoridad mundial participen en una forma que contribuya al bien colectivo”, agregó el especialista.

Los líderes de las principales economías del mundo en la reunión del G20, en México.

http://www.youtube.com/watch?v=3Cgt8Fe52S4

http://www.youtube.com/watch?v=FCOGv-OfWog

1 Comentario el Los líderes del G20 discuten la crisis mundial

  1. Felizmente no le invitaron a nuestro payaso, por que hubiera cambiado todo pidiendo que cuba este alli jajajajajaj

Los comentarios están cerrados.