Ecuador. miércoles 13 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Rajoy urge al BCE avanzar con planes de compra de bonos

El presidente del gobierno español exhortó al Banco Central Europeo a que inicie la compra de bonos soberanos para reducir los intereses de los gobiernos altamente endeudados, como el suyo, y agregó en unos declaraciones publicadas el domingo que los intereses que pagan los estados de la eurozona deben ser similares para que funcione la unión monetaria.


Publicidad

El BCE efectuará una reunión el 6 de septiembre para analizar la posible compra de bonos soberanos. El director del banco, Mario Draghi, afirmó que está dispuesto a adoptar “medidas excepcionales” para restaurar la estabilidad de las 17 naciones de la eurozona.

El presidente del gobierno español, Mariano Rajoy, dijo al diario Bild en una entrevista publicada el domingo que la sugerencia de Draghi de que el BCE podría ayudar a los gobiernos endeudados a reducir sus intereses en la deuda soberana comprando sus bonos muestra “el empeño de solucionar el problema”.

“Una unión monetaria no puede funcionar cuando algunos de sus países se financian con intereses negativos, mientras otros deben recaudar dinero con intereses elevados e insostenibles”, dijo Rajoy.

Los países de la eurozona en apuros, como España, Italia y Grecia, han pagado intereses elevados por su deuda soberana —con el bono español a 10 años en un 6,5%— porque los inversionistas temen que incurran en el impago de sus deudas, pero los gobiernos deben subastar constantemente bonos nuevos para pagar los que vencen.

El elevado precio del dinero tomado a préstamo puso a Grecia, Irlanda y Portugal al borde de la bancarrota y tuvieron que solicitar ayuda a sus socios de la eurozona y el Fondo Monetario Internacional.

Por otra parte, Alemania ha obtenido dinero a préstamo a menos de la tasa de inflación porque los inversionistas aceptan una pérdida mínima con tal de aparcar su dinero en bonos súper seguros.

“Draghi destacó que, por encima de todo, las dudas sobre la irreversibilidad del euro, y no las diferencias objetivas en los fundamentos económicos de los países del euro, son las responsables por este peligroso diferencial en las tasas de interés”, dijo Rajoy.

“Si queremos mantener el euro, que nos ha traído una gran prosperidad, debemos lanzar una señal inequívoca de que no hay marcha atrás”, añadió.