Ecuador. miércoles 13 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Fondo Monetario presenta sombrío Informe de Perspectivas Mundiales

Tokio, 9 oct (EFE).- El Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial (BM) iniciaron hoy en Tokio una asamblea anual sobre la que planea la sombra de la ralentización mundial y en la que la crisis en Europa se contempla como uno de los grandes retos inmediatos.


Publicidad

“En economías avanzadas el crecimiento es aún muy débil como para reducir el desempleo, y en los principales mercados emergentes el crecimiento, que antes había sido fuerte, también se ha reducido”, alertó en Tokio el economista jefe del FMI, Olivier Blanchard, al presentar el Informe de Perspectivas Mundiales del organismo.

El economista francés destacó que algunas de las principales rebajas de las perspectivas se han dado en la eurozona, donde los retos pasan por la consolidación fiscal y el refuerzo del sector financiero, que debe incluir una recapitalización contemplada dentro de una futura unión bancaria.

El FMI considera que ha habido un importante cambio de actitud en los últimos meses en Europa respecto a la arquitectura necesaria para superar estos desafíos, pero considera fundamental proseguir con la consolidación fiscal, aunque “ni muy despacio, ni muy deprisa”, según Blanchard.

Preguntado sobre si países como España o Grecia deberían ejecutar sus programas de ajuste más lentamente debido a los efectos negativos sobre su crecimiento, el francés recordó que el proceso “es una maratón, no un sprint”, y que por ello “llevará muchos años”.

En ese aspecto, destacó también la importancia de que los objetivos de reducción del déficit puedan ser reajustados, tal y como el Eurogrupo va a hacer en el caso de Portugal, que tendrá un año más para corregir sus cuentas.

Por su parte, el responsable de asuntos fiscales del FMI, Carlo Cottarelli, subrayó tras la divulgación del “Informe de Vigilancia Presupuestaria” que el ritmo de estos ajustes debería depender en cada caso “de la dimensión del desequilibrio fiscal, del grado de presión sobre los mercados y del estado de la economía”.

Precisamente por eso, consideró que Estados Unidos debe evitar “el precipicio fiscal”, un incremento automático de impuestos y grandes recortes presupuestarios que podrían tener lugar si no se toman medidas antes de final 2012, y tomar además “acciones oportunas para subir el techo de deuda”.

También tres de los mayores motores emergentes, Brasil, China y la India, afrontan esta asamblea del FMI y el BM después de sufrir importantes rebajas en sus perspectivas de crecimiento, en parte por la menguante demanda de las economías desarrolladas.

“De hecho, la reducción de exportaciones está detrás de gran parte del recorte del crecimiento de China”, señaló el francés, que sin embargo resaltó que no hay signos de un “aterrizaje duro” en ninguna de estos tres países, en los que “se están toman medidas positivas”.

Latinoamérica, por su parte, obtuvo una calificación más positiva del FMI, que considera que “muchos bancos centrales latinoamericanos han redirigido con éxito sus políticas, centrándose más en la inflación, y por ello han empleado los tipos de cambio a su favor y para absorber impactos”.

Según el jefe de división del departamento de Investigación del FMI, Thomas Helbling, en el aspecto financiero muchas economías de América Latina han “fortalecido la supervisión y su marco de políticas”, dando lugar a una integración que les ha permitido emitir bonos en divisa local adquiridos por inversores extranjeros.

En paralelo al inicio de las reuniones en Tokio, hoy arrancó también el llamado “Diálogo de Sendai”, un foro de dos días sobre gestión de desastres naturales organizado por el Gobierno nipón y el BM en una de las ciudades más afectadas por el tsunami de 2011.

En su apertura, el director gerente del BM, Mahmud Mohieldin, aseguró que de esa tragedia se han obtenido lecciones que se deben “compartir con todos los países vulnerables a los desastres”, al tiempo que llamó a invertir en prevención y a la colaboración internacional para limitar el impacto de estas catástrofes. EFE