Ecuador. lunes 18 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Ultimo día del antiguo aeropuerto de Quito

El aeropuerto Mariscal Sucre, empezó el 10 de febrero el proceso de mudanza a la nueva locacion en Tababela. APIFOTO/ Javier CAZAR

QUITO, Ecuador (AP) — Tras casi 53 años de funcionamiento en medio del casco urbano de la capital ecuatoriana, el aeropuerto de Quito dejará de funcionar esta noche con un vuelo de una aerolínea doméstica que partirá hacia Guayaquil.


Publicidad

Tras el despegue del último vuelo a las 19h00 (24h00 GMT), el aeropuerto pondrá fin a sus actividades en la ubicación actual, en medio de las barriadas del norte capitalino, mientras que 14 horas más tarde un avión procedente de Guayaquil será el primero en aterrizar el nuevo aeropuerto, que conserva su nombre de siempre, pero ahora estará ubicado en Tababela, una zona rural unos 40 kilómetros al este de esta capital.

Las autoridades aeroportuarias comenzaron las tareas de mudanza hace varias semanas.

El gerente de la empresa Municipal de Servicios Aeroportuarios, Freddy Eguez, dijo The Associated Press que restan por trasladar equipos como las motobombas y carros contra incendios “que no los podemos trasladar antes de que el último avión haya despegado”.

“Aproximadamente el 65 % de los ingresos internacionales (que llegan a Ecuador) se realizan a través del aeropuerto de Quito, por lo que la operación de la nueva terminal es fundamental para el país”, aseguró.

Agregó que “alrededor de 4.500 personas han trabajado durante más de un año en diferentes funciones para poder completar el traslado del aeropuerto Mariscal Sucre. Además el concesionario contrató al Aeropuerto de Munich, que tiene mucha experiencia en este tipo de operaciones, y a una división de DHL que se encargó de una parte de la mudanza”.

En más de cinco décadas de funcionamiento se han registrado al menos una decena de accidentes graves y otros incidentes más aparatosos que mortales en el viejo aeropuerto.

Uno de los más dramáticos se produjo en septiembre de 1984, cuando un avión DC-8 de la empresa Aeca intentaba despegar pero chocó con las ayudas aeronáuticas y cayó sobre las casas vecinas dejando un saldo de 49 muertos.

El más grave se produjo en agosto de 1998, cuando un avión Tupolev-154 de Cubana tampoco pudo despegar y chocó al final de la pista con el cerramiento del aeropuerto, lo que dejó 76 personas muertas.

La vieja terminal fue utilizada en 2012 por un promedio diario de 451.297 pasajeros y registró un promedio de 220 vuelos diarios.

El espacio dejado por el viejo aeropuerto será destinado a un gran parque, a la construcción de un colegio e instalaciones municipales, mientras que los alrededores, ahora ocupados por casas o eventualmente por pequeñas construcciones de hasta cuatro pisos, recibirá de inmediato permisos de construcción de hasta cuarenta pisos.