Ecuador. jueves 14 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Miles protestan contra la austeridad en Portugal

LISBOA (AP) — Miles de manifestantes marcharon el sábado en más de veinte ciudades portuguesas para protestar por las medidas de austeridad impuestas por el gobierno en aras de sacar al país de la recesión.


Publicidad

Decenas de miles de personas se congregaron en una avenida lisboeta rumbo al ministerio de finanzas con carteles que decían “Muerte al gobierno y a la troica”, en referencia a la Comisión Europea, el Fondo Monetario Internacional y el Banco Central Europeo, los prestamistas.

Muchos manifestantes entonaron una canción de hace 40 años vinculada a un levantamiento popular de 1974 conocido como la Revolución del Clavel. Algunos sacudieron pañuelos blancos en un gesto simbólico de despedida al gobierno.

“Si el gobierno presta atención a lo que ocurre y comprende que el pueblo está en su contra, debería irse”, opinó Serafín Lobato, de 65 años. “Si no es así, esto no terminará”.

Se anticipa que Portugal padecerá un tercer año consecutivo de recesión en el 2013, con una contracción del 2 %. La tasa de desempleo ha subido a un récord del 17,6 %.

Los participantes de las marchas eran mayormente jóvenes. El desempleo entre la gente menor de 25 años se acerca al 40%.

El mayor sindicato de la nación, la Confederación General de Trabajadores Portugueses, con unos 600.000 miembros, apoyó las marchas y aportó participantes.

Después de varios años de aumentos impositivos y cortes en bienestar social, la austeridad se profundizará a medida que el gobierno busque reducir otros 4.000 millones de euros (5.200 millones de dólares) en los próximos dos años. Probablemente los más afectados serán el servicio nacional de salud, la educación, los pensionistas y los trabajadores del gobierno.

“No hay futuro sin educación, no hay futuro sin cultura”, afirmó la estudiante Ana Julia, de 23 años. “Tenemos que protestar para recuperar lo que tratan de arrebatarnos”.

El gobierno debe implementar los cortes presupuestarios a cambio del rescate financiero de 78.000 millones de euros (102.000 millones de dólares) establecido en el 2011. Un aumento de impuestos este año redujo otra porción de los salarios.