Ecuador. domingo 17 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Primer ministro de Italia promete reducir impuestos

ROMA (AP) — El nuevo primer ministro de Italia, Enrico Letta, hizo este lunes concesiones inmediatas a sus intranquilos aliados de la coalición de gobierno, al prometerles relajar parcialmente las medidas de austeridad que han pesado en los italianos impacientes por la lentitud de la recuperación económica.


Publicidad

Al tiempo que manifestaba su compromiso de que el país haría lo que la zona euro quisiera para mejorar sus finanzas públicas y el problema de la deuda, el gobernante de centro izquierda tuvo que aminorar las tensiones en su coalición, integrada hace dos días y que incluye a los conservadores del ex primer ministro Silvio Berlusconi, cuyo apoyo necesita para conseguir los votos de ratificación en el Parlamento.

Al ceder en parte ante una crucial promesa de campaña de Berlusconi, Letta dijo que su gobierno suspenderá de inmediato el impopular impuesto a la vivienda que entraría en vigencia en junio y hará más justo el sistema fiscal para los contribuyentes menos ricos.

También se comprometió a no incrementar el impuesto a las ventas y a reducir los impuestos de nómina.

La reducción de impuestos es una prioridad“, expresó Letta, quien prometió que “detallará una estrategia para reactivar el crecimiento sin interferir en el proceso de saneamiento de las finanzas”.

La Unión Europea ha insistido en rigurosas medidas austeridad para mejorar las finanzas de Italia, pero la paciencia pública ha sido puesta a prueba con la reducción al gasto y el alza de impuestos.

Los electores en todo el continente se han rebelado contra los gobiernos que han impuesto este tipo de medidas.

Aunque Letta hizo hincapié en la urgencia de reducir la carga impositiva a los dueños de viviendas, consumidores y empresas, no precisó cómo compensaría la reducción de ingresos fiscales.

Quizá se vea obligado a recurrir a nuevos recortes al gasto, que podrían al final agudizar una parte de por sí difícil de los planes de austeridad.

Los mercados financieros al parecer se mostraron complacidos del corte del gobierno de Letta.

La bolsa de valores de Italia ganaba 2,2% al cierre, en tanto que bajaron los costos del dinero prestado al país; el rendimiento de los bonos a 10 años bajó a menos de 4% por primera vez desde 2010.