Ecuador. lunes 18 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Banco del Vaticano con superávit, bajan donaciones

Ciudad del Vaticano (AP) — El Vaticano reportó un superávit presupuestario de 2,2 millones de euros (2,85 millones de dólares) en 2012, una mejora frente al año anterior y una buena noticia para su banco mezclado en un escándalo.


Publicidad

En su informe anual difundido el jueves, la Santa Sede dijo que una mejor gerencia le ayudó a recuperarse de uno de sus peores déficit un año antes, cuando perdió 14,9 millones de euros.

Una contracción del 12% en las donaciones de los feligreses, otra de un 5% de las órdenes religiosas y el pago de 5 millones de euros en nuevos impuestos a los bienes raíces en 2012 evitaron un resultado financiero mejor. La mayor parte de los gastos se debieron a una plantilla laboral de 2.823 empleados y el costo del programa global de radio de la Santa Sede.

El Estado de la Ciudad del Vaticano, que regenta los museos vaticanos con fines de lucro, una oficina postal y un supermercado, cuenta con un presupuesto separado. Sus beneficios fueron de 23,08 millones de euros, mejores que los 21,8 millones de 2011. Otras 50 personas acudieron a trabajar en este sector del Vaticano en 2012, con lo que esa plantilla suma 1.936.

El informe anual, aprobado el miércoles por un grupo de cardenales, siguió a una de las semanas más convulsivas en la historia financiera reciente del Vaticano: La semana pasada, el papa Francisco creó una comisión investigadora del banco del Vaticano, fuente de escándalos para la Santa Sede.

Dos días después, un contador del Vaticano fue detenido en relación con una conjura de contrabando de 20 millones de euros. El lunes dimitieron dos directivos del banco vaticano, al parecer por no adoptar plenamente la nueva gestión de la Santa Sede, de total transparencia.

Esos problemas fomentaron pedidos al papa Francisco de que cierre el banco, pero la entidad, llamada Instituto de Obras Religiosas (IOR) desempeña un cometido crítico en la salud financiera del Vaticano. Como todos los años, el IOR entregó 50 millones de euros al papa Francisco para sus obras de caridad, junto con 5 millones de euros en desembolsos separados a otras gestiones de caridad, dijo el informe financiero.

El IOR puede hacerlo gracias a los beneficios que logra mediante la inversión y la gerencia de activos para 19.000 clientes, en su mayor parte sacerdotes, empleados del Vaticano y órdenes religiosas.

Francisco fue informado de los problemas del banco al asistir el miércoles a reuniones presupuestarias. El nuevo presidente del banco, Ernst von Freyberg, habló sobre “la situación actual del instituto”, dijo una nota del Vaticano.