Ecuador. lunes 11 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Rousseff asegura control de inflación brasileña

Dilma Rousseff. Foto de Archivo, La República.

BRASILIA, Brasil (AP) — La presidenta brasileña, Dilma Rousseff, aseguró el miércoles que la inflación para este año se mantendrá dentro de la meta proyectada pese a que en los últimos meses superó las previsiones oficiales.


Publicidad

En un encuentro con empresarios y miembros de su gobierno, Rousseff defendió la solvencia financiera del estado brasileño y aseguró que está lejos de la situación de crisis que viven países europeos y Estados Unidos.

“La inflación viene cayendo en los últimos meses, la de mayo fue menor que la de abril y la de junio fue menor que la de mayo. La de julio debe ser menor a la de junio”, aseguró Rousseff en el encuentro del Consejo de Desarrollo Económico y Social, que reúne a representantes del sector privado y el gobierno.

El Banco Central mantiene como meta una inflación de 4,5% para el año, con un margen de variación de dos puntos porcentuales, pero el acumulado en los últimos 12 meses hasta junio es de 6,7%.

Al respecto, la presidenta explicó que la inflación tiene un carácter cíclico estacional y que actualmente está en fase de declive después que a finales de 2012 sufrió un impacto por una disminución en la oferta de alimentos que provocó un incremento de precios, el cual repercutió en los primeros meses de 2013.

“Tenemos la certeza de que cerraremos el año con la inflación dentro de la meta”, aseguró.

Descartó temores de que el gigante suramericano enfrente una situación de crisis a causa de la inflación y el bajo nivel de crecimiento de los últimos meses. La economía brasileña creció 0,9% en 2012, mientras que la expansión del primer trimestre de 2013 fue de 0,6%, por debajo de las expectativas oficiales.

“Cuando vemos lo que ocurre en Europa y Estados Unidos, podemos estar seguros de que Brasil tiene una situación de solvencia, de robustez del estado”, aseguró la presidenta.

Admitió que Brasil encara dificultades económicas por el escenario internacional adverso, pero que el país está preparado para hacerles frente.