Ecuador. sábado 16 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Brasil logró negocios por 1.800 millones con la Copa Confederaciones

BRASILIA (AP) — Brasil le sacó réditos a la recién pasada Copa de las Confederaciones. Además de alzarse con el título del torneo continental, aprovechó para concretar negocios de exportación por más de 1.800 millones de dólares.


Publicidad

Según la estatal Agencia Brasileña de Promoción de Exportaciones e Inversiones, los encuentros empresariales realizados durante el torneo celebrado en julio en Brasil permitieron concretar negocios inmediatos o con previsión de realizarse en un plazo de hasta un año por un valor de 1.822 millones de dólares.

“Vino gente a ver la producción de vinos, chocolates, máquinas y equipos y los compradores se sorprendieron de ver que Brasil tiene una producción atractiva, con procesos sustentables que acatan reglas internacionales”, comentó Mauricio Borges, presidente de la agencia a The Associated Press.

El organismo promovió encuentros empresariales durante la Copa de las Confederaciones al participar como patrocinador de la FIFA para el torneo. Con ello, invitó empresarios extranjeros para asistir a un partido de la Copa y de paso visitar empresas brasileñas para discutir oportunidades de negocios.

Antes del torneo, la agencia tenía la expectativa de generar hasta 1.100 millones de dólares, pero el resultado desbordó la proyección.

Borges indicó que la Copa atrajo más empresarios de los que se esperaban, con representantes de 70 países incluyendo algunos tan distantes como Sudán y Somalia, hasta otros más tradicionales como China, Japón y Estados Unidos.

“Vinieron empresarios de Alemania interesados en conocer los vinos brasileños y al llegar se interesaron también en la cachaza y hubo que ponerles en contacto con productores de cachaza (bebida alcohólica de caña de azúcar). Como ese hubo casos de gente que venía para conocer un sector y se interesaba por otro”, comentó Borges.

El sector de la construcción fue el más exitoso, con negocios proyectados en 1.312 millones de dólares, seguido de máquinas y equipos con 300 millones y el sector agrícola con 80 millones.

La industria de chocolates Garoto fue una de las que utilizaron la plataforma comercial de la Copa para invitar potenciales clientes de Bolivia, Chile, Venezuela y Estados Unidos y aprovechó para hacer contactos con empresarios africanos que llegaron invitados por otras compañías brasileñas. Al concluir la semana de contactos, tenía previsiones de ventas por 6 millones de dólares en el transcurso del próximo año.

“La experiencia permitió colocar a Brasil en una posición de reconocimiento en relación a marca, imagen y producto. Mostramos que el contacto directo entre empresarios generó resultados y puede ser aprovechada en otros segmentos”, dijo Borges.

La agencia brasileña ya había utilizado otros eventos como plataforma comercial, en particular el tradicional Carnaval de Rio de Janeiro, que sirvió de inspiración para la Copa de las Confederaciones.

La experiencia del reciente torneo internacional despertó previsiones aún más optimistas de cara al Mundial de Fútbol que Brasil organizará en 2014.

“El Mundial es un evento mucho más grande, una marca más fuerte. Esperamos tener más empresas participantes de los encuentros empresariales”, comentó el presidente de la agencia de exportaciones.

Señaló que su previsión conservadora es duplicar el volumen de negocios generado durante la Copa de las Confederaciones, aunque en el fondo espera superar la cifra de 3.600 millones de dólares.

Un elemento que permite proyectar un volumen más elevado de negocios es un tipo de cambio más favorable a las exportaciones. En julio, durante la Copa de las Confederaciones, el dólar estadounidense cotizaba en alrededor de 1,9 reales brasileños por unidad, mientras que actualmente está en 2,4 reales.

La previsión de muchos economistas es que el cambio se estabilizará en torno de 2,2 reales por dólar, un tipo de cambio que hace más competitivas las exportaciones brasileñas porque reduce el precio en dólares.