Ecuador. lunes 11 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

El Gobierno venezolano activa planes para combatir “sabotaje” contra economía

Caracas, 16 sep (EFE).- El Gobierno venezolano reforzó hoy su combate frente a lo que considera sabotaje a su gestión, con la activación de una línea telefónica para denunciar situaciones irregulares y la puesta en marcha de un órgano con el que apunta a neutralizar las amenazas contra la economía.


Publicidad

Las iniciativas se enmarcan dentro de la tesis lanzada por el Gobierno en las últimas semanas de que los servicios públicos del país están siendo víctimas de un sabotaje de sectores de oposición interesados en generar desestabilización para forzar en el país algún tipo de intervención extranjera.

El presidente, Nicolás Maduro, se ha puesto a la cabeza de esta ofensiva, tras llamar a los venezolanos a “dar una lección a los saboteadores” de la economía y anunciar que dirigirá personalmente el nuevo “Órgano Superior de Defensa Popular de la Economía” para coordinar acciones a favor de la producción y el abastecimiento.

“Cero tolerancia con las conspiraciones. Llamo al pueblo a que me acompañe”, afirmó hoy Maduro durante un acto de Gobierno transmitido por la televisión estatal.

Tal como Maduro había anunciado el viernes, el nuevo órgano celebró hoy su primera reunión en el Palacio de Miraflores, con la conformación de mesas de trabajo para mejorar la distribución de los alimentos transportados y reducir así los focos de desabastecimiento que suele sufrir la economía.

Uno de los miembros del órgano, el ministro de Transporte Terrestre, Haiman El Troudi, precisó que el órgano comenzó con una reunión entre todos los entes públicos encargados del transporte y firmas y cámaras empresariales vinculadas con el transporte de carga.

En el encuentro se acordó hacer inspecciones a empresas y tomar medidas para combatir el desvío de alimentos a la economía informal y se analizaron alternativas para reducir la burocracia, señaló El Troudi en una comparecencia ante el canal estatal Venezolana de Televisión.

“La guerra económica la vamos a ganar, que no se llame a engaño quien quiera seguir en sus pretensiones de apostar a la inestabilidad, al desasosiego, al desabastecimiento de los productos”, afirmó.

“Acá hay un Gobierno determinado en su firme atribución de garantizarle el abastecimiento de los bienes necesarios para la vida de todos los venezolanos”, añadió El Troudi.

Este Órgano Superior, que supervisará la producción interna, la importación, el transporte y la comercialización de productos, surge en momentos en que el país registra una inflación de un 33 % en lo que va de año y frecuentes episodios de desabastecimiento de productos básicos de consumo masivo.

Al combate a las amenazas contra la economía se suma la activación hoy de la línea O800SABOTAJE para denunciar los factores que estarían conspirando contra el normal funcionamiento de la economía del país, aunque Efe intentó en varias oportunidades comunicarse con este sistema sin éxito.

Además de la línea telefónica, el Gobierno creó la cuenta de Twitter @noalsabotaje para también canalizar denuncias, la cual a dos días de haber sido creada ya cuenta con más de 4.000 seguidores.

El Gobierno ha defendido estas iniciativas como necesarias frente a la presunta “guerra económica” que desde la “derecha fascista” están librando en su contra, aunque la oposición le ha reclamado pruebas y detenciones en conexión con las denuncias que realiza prácticamente a diario.

El Gobierno ha dicho, por ejemplo, que el apagón que se produjo el pasado día 3 en 19 de los 23 estados del país fue producto del sabotaje, mientras que el ministro de Petróleo y Minería, Rafael Ramírez, exhibió pruebas la semana pasada de que el incendio que se produjo en agosto de 2012 en la principal refinería del país y que dejó 42 muertos, fue provocado.

Estas denuncias se unen a una larga lista de presuntas conspiraciones que Maduro ha dicho buscarían desestabilizar la economía para acabar con la llamada revolución bolivariana tras la muerte del presidente Hugo Chávez en marzo pasado.

En sus cinco meses en el poder, Maduro ha denunciado guerras psicológicas, sabotajes económicos, la infiltración de sicarios colombianos y mercenarios pagados por “la derecha salvadoreña” para matarlo y un supuesto plan orquestado para envenenarlo. EFE