Ecuador. miércoles 13 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Wall Street en baja por crisis en Congreso de EEUU

NUEVA YORK (AP) — Los precios de las acciones bajaron este lunes en la Bolsa de Valores de Nueva York ante la preocupación de los inversionistas por el estancamiento en el Congreso estadounidense sobre la ley del presupuesto.


Publicidad

El índice industrial Dow Jones retrocedió 49 puntos a 15.401, su tercer día seguido de declives. El Standard & Poor’s 500 cayó ocho puntos a 1.701.

La tendencia a la baja se produjo a pesar de una actitud positiva días antes, generada luego que el presidente de la Reserva Federal dijera que la entidad no suspendería sus medidas de estímulo a la economía.

El 18 de septiembre, el Dow subió 147 puntos y alcanzó su récord histórico, luego que el banco central anunciara que no suspendería sus medidas de estímulo económico. Esa subida se ha interrumpido debido a la ansiedad por las negociaciones del presupuesto en Washington.

La semana pasada, la Cámara de Representantes, dominada por los republicanos, aprobó un presupuesto pero sólo si le despojaba de financiamiento al programa de reforma del sistema de salud promovido por el presidente Barack Obama y los demócratas. Éstos controlan el Senado y con seguridad se negarán a aprobar la medida. El estancamiento está causando nerviosismo en Wall Street.

El tope de la deuda estadounidense debe ser aumentado el 1 de octubre a fin de evitar un cierre de operaciones de los servicios públicos y un cese de pagos de la deuda.

“Está aumentando la probabilidad de que habrá una batalla política en torno a este tema”, declaró Scott Wren, analista de Wells Fargo Advisors. “Eso podría introducir más volatilidad al mercado”.

Las medidas de estímulo económico aprobadas por la Fed ha impulsado las acciones a niveles sin precedentes, y los inversionistas reaccionaron con júbilo cuando el banco central decidió continuar con el proceso. La Reserva Federal determinó que la economía aún no está saludable como para suspender el programa de compra de bonos.

La Fed ha estado comprando 85.000 millones de dólares en bonos cada mes desde diciembre del 2012. Tales adquisiciones han estimulado el crédito, ya que mantienen bajas las tasas de interés. Ello ha llevado a los inversionistas a comprar más acciones lo cual a su vez ha encarecido el precio de los bonos.