Ecuador. sábado 16 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Incendio en la refinería de petróleo de Homs, bombardeada por rebeldes sirios

El Cairo, 9 oct (EFE).- Los rebeldes sirios bombardearon hoy la refinería de petróleo de la ciudad de Homs (centro), la segunda del país, en la que se desató un gran incendio, según los activistas y los medios oficiales.


Publicidad

El Observatorio Sirio de Derechos Humanos, con base en Londres y una amplia red de activistas sobre el terreno, informó en un comunicado de que varios proyectiles disparados por los insurgentes cayeron sobre la refinería.

En Homs, el impacto sonó como fuertes explosiones, y al poco tiempo fueron visibles llamaradas y una gran columna de humo negra, según un vídeo difundido por los activistas.

Hasta ahora no hay informaciones sobre daños materiales o víctimas en la refinería, situada a tan solo 7 kilómetros de Homs, una de las ciudades más devastadas por la guerra.

Por su parte, la agencia oficial Sana acusó del ataque a “terroristas”, como se suele referir a los insurgentes.

Los proyectiles alcanzaron uno de los almacenes de crudo de la refinería, según Sana, que agregó que los bomberos intentan controlar el fuego.

Esta refinería, construida en 1959, ya fue bombardeada en julio pasado, al menos en un par de ocasiones, aunque entonces no se precisó la autoría de los disparos.

La producción petrolera de Siria se ha desplomado desde el inicio de la guerra. Las autoridades reconocieron recientemente que la refinería de Homs funciona al 10% de su capacidad.

Este ataque coincide con una amplia ofensiva lanzada por el Ejército sirio, apoyado por la milicia chií libanesa Hizbulá y por otra iraquí, contra posiciones de los insurgentes en la periferia sur de Damasco.

El conflicto en Siria estalló en marzo de 2011 y ha derivado en una sangrienta guerra civil que ha causado desde entonces más de 100.000 muertos y millones de desplazados y refugiados, según datos de la ONU. EFE