Ecuador. lunes 11 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Cuba no teme que bloqueo de EEUU desanime inversión extranjera

Mariel, en Cuba.

La Habana, 5 nov (EFE).- El Gobierno de Cuba no teme que el bloqueo de EEUU sobre la isla desincentive la llegada de inversores extranjeros a su “megaproyecto” de desarrollo del Mariel, por el que se han interesado ya empresas de “muchos” países, según afirmaron hoy fuentes oficiales.


Publicidad

“Opinamos que a pesar del bloqueo los inversionistas van a seguir viniendo”, manifestó hoy el ministro de Comercio Exterior de Cuba, Rodrigo Malmierca, en declaraciones a periodistas en La Habana.

A su juicio, lo que el bloqueo supone “en la práctica” respecto a los planes de desarrollo del Mariel, donde Cuba quiere atraer a capitales foráneos para convertir la zona en un motor económico para el país, “es que los americanos no tengan la facilidad de venir”.

Y eso a pesar de que “hay muchas empresas norteamericanas que nos visitan, que tienen interés. Pienso que se autobloquean ellos (los EEUU) en este sentido”, dijo el ministro.

También aseguró que son “muchos” los países y empresas extranjeras que se han interesado ya por la Zona Especial de Desarrollo del Mariel (ZEDM), la primera que se creará en la isla como parte del plan del Gobierno de Raúl Castro para “actualizar” el modelo económico cubano.

En concreto, empresarios de Rusia, China, Vietnam, Alemania, España, Japón, México y Brasil se han mostrado interesados en invertir en la zona, según dijo a los medios Ana Teresa Igarza, directora de la Oficina de la ZEDM, entidad encargada de administrar el proyecto.

Aprovechando la Feria de La Habana, la principal cita internacional de negocios que se celebra en Cuba, el ministro Malmierca presentó este martes el proyecto y los incentivos que ofrece para el capital foráneo en una conferencia ante empresarios extranjeros, diplomáticos y medios de comunicación.

En esa gran zona franca ubicada 45 kilómetros al oeste de La Habana habrá mayores facilidades que en el resto de la isla para el establecimiento de empresas extranjeras, entre ellas exenciones tributarias y aduaneras y más agilidad en el trámite y evaluación de los proyectos que se presenten.

También regirá un régimen especial laboral, aunque las empresas extranjeras seguirán sin poder contratar directamente a trabajadores cubanos y deberán hacerlo a través de una entidad empleadora.

Entre las ventajas del Mariel para la inversión extranjera, el Gobierno cubano destaca la ubicación estratégica de este enclave, cuyo puerto se está modernizando con financiación brasileña para aprovechar las oportunidades que abrirá la próxima ampliación del Canal de Panamá.

Concretamente, se ultima en la zona la construcción de una moderna terminal de contenedores con capacidad para recibir grandes buques de mercancías de generación “post-panamax” y cuya primera fase será inaugurada en enero de 2014.

Durante la presentación de la ZEDM en la Feria de La Habana, el Gobierno cubano señaló que sus prioridades en la primera etapa de este proyecto de desarrollo son proyectos relacionados con la biotecnología, la industria farmacéutica, las energías renovables, el turismo o la agroalimentación, entre otros.

También animó a las empresas extranjeras a invertir en las infraestructuras y condiciones logísticas necesarias para desarrollar esa zona que ocupará una extensión total de 465,4 kilómetros cuadrados. EFE