Ecuador. miércoles 13 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Compradores se preparan para el Black Friday

NUEVA YORK (AP) — Las tiendas esperan que los compradores de la temporada navideña engullan sus pavos el Día de Acción de Gracias pero que dejen el postre para después.


Publicidad

Más de una decena de cadenas minoristas que va desde Target a Toys R Us abrió el Día de Acción de Gracias con lo que se espera que compradores de todo Estados Unidos empiecen antes la temporada de compras. Las tiendas abrieron pese a las protestas de grupos de trabajadores que se oponen a que los empleados de las tiendas no puedan pasar esta fecha de celebración en sus casas.

Las aperturas en día feriado rompen con la tradición. El día siguiente al de Acción de Gracias, el llamado Viernes Negro, se ha considerado durante una década el inicio de la temporada de compras navideñas. Tradicionalmente también es el día del año en que más compras se realizan.

Pero en años recientes las cadenas minoristas han iniciado sus rebajas desde la noche del viernes. También ofrecen descuento en mercancías desde principios de noviembre, lo que antes estaba reservado para el Viernes Negro, lo que hace a los expertos preguntarse si las ofertas del Día de Acción de Gracias harán mella en las ventas del Viernes Negro.

De hecho, las ofertas del Día de Acción de Gracias redujeron las del Viernes Negro el año pasado: Se recaudaron 810 millones de dólares por ventas el jueves, un aumento del 55% respecto al año previo debido a que más tiendas abrieron en el feriado, informó la consultoría ShopperTrak, con sede en Chicago.

Pero el Viernes negro las ventas cayeron el 1.8% para ubicarse en 11.200 millones de dólares, aunque siguió siendo el día del año en que se hacen más ventas.

“El Viernes Negro se ha convertido en Viernes Gris”, dijo Craig Johnson, presidente de la consultora Customer Growth Partners, especializada en ventas minoristas. “Se ha movido al principio de noviembre”.

Las tiendas impulsan a las personas a hacer compras pese a que la economía aún no despega. Aunque los mercados de empleos y vivienda han mejorado, eso no se ha traducido en un incremento sostenido del gasto por parte de los consumidores.

En general, la Federación Nacional de Ventas Minoristas espera que las ventas al por menor aumenten el 3.9% para situarse en 602.100 millones de dólares durante los dos últimos meses del año, lo que supera el 3.5% registrado el año pasado pero sigue siendo menor que los aumentos del 6% que se tenían antes de la crisis económica.

Los analistas esperan que las ventas aumenten a expensas de los beneficios ya que posiblemente las tiendas tendrán que ofrecer descuentos más altos para atraer a la gente. Más de dos decenas de tiendas, entre las que se encuentran Kohl’s y Wal-Mart, ya redujeron su pronóstico de beneficios para este año.