Ecuador. viernes 15 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Incidentes en Argentina por planta de Monsanto

Buenos Aires (AP) — Sindicalistas y manifestantes que acampan en rechazo a la construcción de una planta de Monsanto en la provincia argentina de Córdoba se enfrentaron el jueves a golpes.


Publicidad

Las dos partes se acusaron mutuamente de las agresiones que tuvieron lugar en las inmediaciones del predio donde se construye la planta de la multinacional de semillas transgénicas, en la localidad cordobesa de Malvinas Argentinas.

La ambientalista Vanina Barboza dijo al canal de cable Todo Noticias que varias decenas de trabajadores de la Unión Obrera de la Construcción de la República Argentina (UOCRA) llegaron al lugar donde estaban acampando ella y sus compañeros, frente al predio de la empresa, y los agredieron. “Han robado celulares, computadoras, hay más de 20 compañeros heridos”, afirmó.

Los manifestantes acampan en ese lugar desde hace dos meses, bloqueando el acceso de vehículos al predio, lo que paralizó las obras.

Barboza dijo que los ambientalistas permanecerán en el predio llevando a cabo el “bloqueo por tiempo indeterminado”.

Por su parte, Esther Quispe, de la Asamblea Malvinas Lucha por la Vida que se opone a la radicación de la multinacional, afirmó a radio Mitre Córdoba que unas “60 personas llegaron en colectivos (micros) y con palos golpearon a los chicos que estaban en las carpas”. Vecinos de la zona señalaron que los sindicalistas fueron a apoyar a los camiones para que pudieran ingresar al predio de Monsanto y que se oyeron tiros.

El gerente de Relaciones Institucionales de la multinacional, Adrián Vilaplana, dijo en declaraciones reproducidas por la agencia Diarios y Noticias que los ambientalistas “han destruido los autos de todos los trabajadores y de todos quienes estamos en la planta. Hubo un enfrentamiento con los trabajadores y se han roto materiales del obrador”.

Ariel Gutierrez, delegado de la UOCRA en Monsanto, negó los hechos denunciados por los ambientalistas. “Somos trabajadores y queremos que nos garanticen la fuente laboral”, sostuvo en declaraciones difundidas por varios medios de prensa. Afirmó también que los disturbios comenzaron cuando dos cuadrillas de obreros “intentaban ingresar al predio” para trabajar.

La agencia oficial de noticias Télam informó que los hechos son investigados por el fiscal Víctor Chiapero, quien dijo que “hay que resolver el corte de la ruta” que pasa frente al predio. Indicó que “hubo algunos lesionados” aparentemente de carácter leve.