Ecuador. martes 12 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Maduro pide detener a los “reincidentes” que suben precios

Caracas, 29 nov (EFE).- El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, pidió hoy que se detenga a aquellos comerciantes que subieron los precios de sus productos tras recibir la orden de su Gobierno de bajarlos y después de las inspecciones que se han hecho para confirmarlo.


Publicidad

“A partir de mañana sábado 30, todas las inspecciones que se hagan donde se llegue y se demuestre ampliamente que ha habido remarcaje de precios luego de la inspección o que a pesar de toda esta jornada nacional se sigue cobrando de manera fraudulenta, precios especulativos (…) se actúe con toda la severidad de la ley”, dijo Maduro.

En un Consejo de Ministros transmitido en cadena obligatoria de televisión y radio, el presidente pidió a “todos los organismos del Estado que hacen justicia” que “se proceda inmediatamente con la Fiscalía y la ley a detener a los responsables” de esos comportamientos.

“Hay que ser muy firmes ante los reincidentes”, dijo tras recordar que hoy se cumplen 23 días desde que inició “la ofensiva económica” para bajar los precios de los productos con la orden de ocupar una red de tiendas de electrodomésticos que acusó de especular.

Maduro ordenó entonces, además, inspeccionar las tiendas de ese ramo económico para verificar los márgenes de ganancia, algo que fue ampliando a otros sectores en los que se han ido haciendo los mismos operativos para establecer lo que el Gobierno considera “precios justos”.

“Hay factores que creen que pueden volver a remarcar los precios y no va a pasar nada, hay factores que creen que pueden especular y que no les llegará la inspección”, reclamó hoy.

El presidente venezolano indicó, asimismo, que a lo largo de estos días se ha encontrado sobreprecio de 800 % y hasta de 1000 % y acusó a la “burguesía parasitaria especuladora y ladrona” de ser causante de una “guerra económica” contra su Gobierno.

“Se ha disparado una dinámica económica por actores económicos que asumen una posición política a través de un golpe llamado suave que de acuerdo a sus cálculos debería entre octubre y noviembre llevar a nuestro país al caos social, a la desesperación económica de las mayorías y a una crisis política de cálculos inimaginables”, indicó.

El gobernante acusó directamente al Consejo Nacional de Comercio (Consecomercio), a la principal patronal del país Fedecámaras y a la Cámara Venezolano Americana (Venamcham), “en estrecha alianza con factores de poderes económicos internacionales”, de dirigir esta supuesta guerra en la que también participa la oposición venezolana.

Rechazó además las declaraciones que ayer ofreció el presidente de Fedecámaras, Jorge Roig, que auguró que el 2014 será un año precario para el comercio en el país y calificó lo dicho por el empresario como “una declaración de guerra” contra el país y contra quienes trabajan.

El presidente del Banco Central de Venezuela, Eudomar Tovar, dijo ayer que la economía no crecerá el 6 % que el Gobierno se había fijado como meta para este año tras acumular una expansión de apenas 1,4 % en los primeros nueve meses.

El país, además, se encamina a cerrar el año sobre el 50 % de inflación al tiempo que sufre de una escasez de bienes básicos que ha llevado al Gobierno a realizar importaciones masivas de alimentos. EFE