Ecuador. domingo 17 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

La UE da un “respiro” a los exportadores de Ecuador

Quito, 13 dic (EFE).- El sector exportador de Ecuador “respira” tras confirmarse que el país seguirá beneficiándose en 2014 del Sistema General de Preferencias (SGP+) de la Unión Europea (UE), pero ansía el “oxígeno” de un acuerdo comercial para mantener la estabilidad de sus ventas preferentes al viejo continente.

Quito, 13 dic (EFE).- El sector exportador de Ecuador “respira” tras confirmarse que el país seguirá beneficiándose en 2014 del Sistema General de Preferencias (SGP+) de la Unión Europea (UE), pero ansía el “oxígeno” de un acuerdo comercial para mantener la estabilidad de sus ventas preferentes al viejo continente.


Publicidad

Ese acuerdo, que el Gobierno ecuatoriano negocia en la actualidad, es fundamental para no perder competitividad respecto a otros países de la región.

De no lograrse, los efectos sobre el comercio exterior ecuatoriano serían de más de 400 millones de dólares, solo en el primer año, advierte la Federación Ecuatoriana de Exportadores (Fedexpor).

La confirmación, conocida ayer, de que Ecuador y otros nueve países seguirán en el GPP+ en 2014 supone un alivio para el sector, pero también una llamada de atención sobre la urgencia de cerrar el acuerdo, pues en 2015 este país andino ya no será de renta media-baja y no podrá acceder a las preferencias.

La cuestión no es irrelevante porque la UE recibe el 30 % de las exportaciones no petroleras de Ecuador, con montos elevados en productos en los que el país ocupa la primera posición en ese mercado, como las conservas de atún y el palmito, de acuerdo con datos de esa organización de exportadores.

También son significativas las ventas de banano, camarones, cacao, flores, aceites, productos de madera, jugos de frutas, café y té, entre otros, en los que la competencia se complicaría mucho sin las preferencias.

El 85 % de las exportaciones ecuatorianas a la UE se beneficia de ellas, lo que revela la importancia de ese mercado que, por otra parte, es de gran relevancia para las pequeñas y medianas empresas que exportan a Europa, a cuyos países dirigen entre el 40 y el 47 % de sus ventas externas.

La renovación del SGP+ estaba pendiente de la resolución de una moción presentada por varios parlamentarios que planteaba la elaboración por la Comisión Europea de informes adicionales por cada uno de los países que aspiraban a beneficiarse del sistema preferencial.

El Parlamento Europeo rechazó ayer esa moción y con ello se confirmó que, además de Ecuador, durante 2014 gozarán de las ventajas arancelarias Armenia, Bolivia, Cabo Verde, Costa Rica, Georgia, Mongolia, Pakistán, Paraguay y Perú.

Se trata, pues, de una esperada noticia que permite al país andino continuar con cierta tranquilidad con las negociaciones del acuerdo comercial.

El gobierno ecuatoriano confía en cerrar ese acuerdo en los primeros meses de 2014, pero eso todavía no es un hecho, pues el presidente del país, Rafael Correa, ha advertido de que no se firmará “a cualquier costo”.

Países vecinos, como Colombia y Perú, han firmado con la UE Tratados de Libre Comercio (TLC), pero no es esa la fórmula por la que se inclina Ecuador.

El Gobierno se mantiene firme en temas relacionados con las compras públicas, capítulo en el que se han logrado avances, según Correa, y en el mantenimiento del impuesto a la salida de capitales, pues Ecuador tiene su economía dolarizada desde el 2000.

“Nosotros confiamos en el comercio (…), pero en el comercio para beneficio mutuo”, dijo en noviembre Correa al advertir sobre la existencia de “líneas rojas” y afirmar que “un mal comercio puede quebrar a un país”.

El trámite en el Parlamento Europeo “pudo haber hecho que Ecuador se quedara tres o cuatro meses sin acceso al GPS+”, dijo a Efe el presidente de Fedexpor, Felipe Ribadeneira, quien cree urgente “alcanzar un acuerdo con Europa no más allá de la segunda semana de enero y cerrarlo en el primer semestre del año, como ha dicho el presidente (Correa) en varias ocasiones”.

Con la tranquilidad de seguir percibiendo las ventajas arancelarias europeas un año más, los exportadores confían en el cierre exitoso de las negociaciones y sostienen que ello generaría unos 328 millones de dólares al crecimiento de las exportaciones en los tres primeros años, lo que evitaría una inquietante situación. EFE