Ecuador. domingo 17 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Entérate cuánto pagó Samsung por la selfie de Ellen DeGeneres

El sitio de Wall Street Journal ha revelado hoy que Samsung pagó millones de dólares a la cadena ABC, una filial de Disney, por publicidad indirecta para su Galaxy Note 3 durante la gala de la entrega de los Premios Oscar, el pasado domingo. WSJ cita a al menos dos fuentes cercanas a la producción que confirman la versión.

El sitio de Wall Street Journal ha revelado hoy que Samsung pagó millones de dólares a la cadena ABC, una filial de Disney, por publicidad indirecta para su Galaxy Note 3 durante la gala de la entrega de los Premios Oscar, el pasado domingo. WSJ cita a al menos dos fuentes cercanas a la producción que confirman la versión.


Publicidad

La cifra pagada, según el diario, es de 20 millones de dólares. El Galaxy Note 3 fue el móvil que Ellen DeGeneres le cedió a Bradley Cooper para que tomara la imagen en la que posaron ambos junto a Meryl Streep, Brad Pitt, Kevin Spacey y Jennifer Lawrence, entre otros.

Si bien el hecho fue espontáneo, no fue del todo imprevisto. El fabricante de móviles surcoreano dotó al equipo de ABC con smartphones para utilizar durante la transmisión con la promesa de que tendrían pantalla a lo largo la entrega de los premios Oscar 2014. Durante la previa, en la alfombra roja, ABC emitió un clip de los seis jóvenes cineastas premiados utilizando equipos de Samsung en los estudios de Disney, grupo al que pertenece la señal.

Pero la selfie de Ellen ocurrió de manera no planificada. La idea de tuitear fotos con las estrellas fue de la conductora, y al conocer su deseo, ABC le propuso hacerlo utilizando el Galaxy Note 3. Durante los preparativos, personal de Samsung le explicó a DeGeneres cómo se utiliza el dispositivo, ya que no es el que la conductora utiliza habitualmente.

Cuando llegó el momento crucial, la ejecución fue tan impecable que los expertos coinciden en que ningún comercial, por millonaria que sea su inversión, puede alcanzar semejante repercusión positiva, subrepticia y automática en tan escaso tiempo.

“Fue una promoción grandiosa para Samsung. La selfie de Ellen va a ser más impactante que sus comerciales. No se puede comprar la magia de volverse viral”, sintetiza Allen Adamson, director de la consultora de marcas Landor Associates, citado por The Wall Street Journal.