Ecuador. martes 12 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Correa advierte que aunque firme un convenio comercial con Europa, puede retirarse

QUITO (AP) — El presidente Rafael Correa defendió el sábado la negociación de un acuerdo comercial con la Unión Europea, cuyo cierre estaría previsto para mediados de año, pero advirtió que en caso de resultar negativo se podría denunciar el convenio.


Publicidad

“Hasta que no esté todo aprobado, no hay nada aprobado”, afirmó el mandatario en su programa de radio y televisión “Diálogo con el presidente” y aclaró que no se está negociando un Tratado de Libre Comercio.

“Incluso, si se firma el acuerdo y vemos que algo no funcionó, salió mal, se puede denunciar el acuerdo” de manera inmediata, agregó.

El gobernante destacó la relevancia de concretar el acuerdo con la UE toda vez que a fines de 2014 concluyen las preferencias arancelarias que concede esa zona comercial a varios productos ecuatorianos que a partir de 2015 deberían pagar aranceles. Además, recordó que países como Perú y Colombia ya suscribieron un documento comercial con el bloque por lo que se convertirán en duros competidores, por ejemplo, del banano de este país.

Señaló que en las conversaciones se están incluyendo “importantes instrumentos para preservar la producción nacional”, por lo que se han fijado líneas rojas que no podrán ser superadas.

“Mientras algunos quieren que firmemos cualquier cosa, otros dicen no a todo”, cuestionó el mandatario que ratificó la necesidad de firmar un acuerdo comercial con la UE pero de forma “inteligente”.

Correa aseguró que entre las líneas rojas se encuentran temas como riqueza biológica, acceso al mercado, propiedad intelectual e indicaciones geográficas, servicios y establecimientos y contratación pública, en la cual Ecuador invierte unos 10.000 mil millones de dólares, entre otras.

El ministro de Comercio Exterior, Francisco Rivadeneira, quien lidera el equipo negociador ecuatoriano, explicó en el mismo espacio que, por ejemplo, Europa no podrá vender en este país productos subsidiados o ciertos bienes muy sensibles como la leche o carne. De igual manera, Ecuador no podrá vender a Europa azúcar, arroz y maíz.

Rivadeneira informó que la tercera ronda de negociaciones entre Ecuador y la UE se realizará en mayo con lo que el acuerdo podría cerrarse entre junio y julio.

Las primeras negociaciones entre Ecuador y la UE se suspendieron en 2009 debido a un litigio que el país andino mantenía con el bloque por el impuesto fijado al ingreso de banano a ese mercado. El conflicto fue superado tras un dictamen de la Organización Mundial del Comercio.

Vídeo relacionado