Ecuador. domingo 17 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Pese a reforma económica, Cuba crecerá un punto menos de lo esperado

Centro Habana.

LA HABANA (AP) — Cuba crecerá en 2014 casi un punto menos de lo que se había estimado a finales del año pasado y el crecimiento de su Producto Interno Bruto será de 1,4%, indicaron el lunes las autoridades.


Publicidad

El gobierno atribuyó la caída en la estimación a la falta de ingresos externos programados y problemas domésticos como el clima.

Un balance realizado por el Consejo de Ministros que encabeza el presidente Raúl Castro ajustó las cifras previstas para la economía de la isla, informó el periódico oficial Granma.

En diciembre pasado las autoridades habían dicho que el PIB de Cuba crecería 2,2% en 2014.

Aunque no se ofrecieron demasiados detalles, el ministro de Economía Adel Yzquierdo indicó que la baja en la perspectiva obedeció a que “no se logran los ingresos externos planificados; a la existencia de condiciones climatológicas adversas; y a las insuficiencias internas que continúa enfrentando nuestra economía”.

Al finalizar 2013 las autoridades informaron que el PIB había crecido 2,7%.

El propio Castro reconoció que el ajuste de las cifras demostró que aun cuando la economía está creciendo, no lo hace al ritmo necesario.

Yzquierdo indicó que en los primeros seis meses del 2014 el crecimiento será de 0,6% del PIB por lo que se requiere “un mayor dinamismo de la economía en el segundo semestre”.

Los sectores de mejor desempeño fueron el transporte, el almacenamiento y las comunicaciones, entre otros; mientras que los decrecimientos estuvieron en la industria manufacturera.

Durante la reunión del Consejo de Ministros también se habló de la unificación monetaria, un proceso que busca eliminar la circulación de dos monedas en la isla y dos tasas de cambio, que según los expertos entorpece la transparencia de la economía y genera mucha confusión entre la población.

Actualmente la isla cuenta con el peso convertible, uno a uno con el dólar y el peso cubano con una tasa de 24 a uno con las unidades estadounidense.

De todas maneras el vicepresidente Marino Murillo aclaró que este proceso por sí solo no colmará las expectativas de la población en cuanto a una mejora en los ingresos –que se pagan en peso cubano–, sobre todos los asociados a los empleos estatales mayoritarios en Cuba.

“La unificación monetaria por sí misma no resolverá todos los problemas de la economía, sino que forma parte indispensable de un proceso que incluye la implantación del resto de las políticas dirigidas al incremento de la eficiencia y el nivel de productividad del trabajo, además del perfeccionamiento de los diferentes mecanismos distributivos de la riqueza creada”, expresó Murillo.

Castro reconoció en 2010 que Cuba estaba en una situación económica crítica y comenzó un proceso de reformas en su modelo económico que incluyó una tímida apertura al mercado, la legalización de la compra venta de bienes raíces y autos, la entrega de tierra en usufructo, entre otros.

Posteriormente se inició un proceso de mayor autonomía en las decisiones para las empresas estatales, que según los funcionarios seguirá siendo la base productiva del sistema, a la par que se mantendrá el monopolio estatal en sectores claves como educación y salud.

Murillo indicó que hasta la fecha se autorizaron unas 498 cooperativas no agrícolas y unas 467.000 personas se registraron como trabajadores independientes del Estado.