Ecuador. viernes 15 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Argentina niega cese de pagos pese a no haber acuerdo sobre la deuda

El ministro de Economía argentino, Axel Kicillof, habla durante una rueda de prensa en la sede del Consulado de Argentina, tras una reunión de mediación hoy, miércoles 30 de julio de 2014, en Nueva York (EEUU). El mediador judicial Daniel Pollack confirmó hoy que el Gobierno argentino y los fondos especulativos no lograron alcanzar un acuerdo para evitar la suspensión de pagos, y dijo que la principal víctima será el pueblo argentino. EFE/JASON SZENES

Nueva York, 30 jul (EFE).- El ministro de Economía argentino, Axel Kicillof, rechazó hoy que su país haya caído en cese de pagos a pesar de no haber logrado un acuerdo con los fondos especulativos y culpó al juez Thomas Griesa de haber formado “un rompecabezas jurídico” que produce una situación “que nadie sabe caracterizar”.


Publicidad

“Esta situación no existe, porque es insólita, porque es incomprensible, porque es absolutamente novedosa”, dijo el ministro Kicillof, quien añadió que “a nadie se le ocurrió en el prospecto que después de un pago alguien obligaría a los bancos” a congelar el pago.

El ministro desacreditó asimismo el anuncio de cese de pagos selectivo por parte de Standard & Poor’s y se preguntó en una rueda de prensa en la sede del Consulado argentino en Nueva York: “¿Quién cree en las agencias calificadoras a estas alturas? ¿Quién piensa que son imparciales del sistema financiero?”.

Kicillof culpó al juez Griesa de “no resolver” y de tomar una decisión con el “pari passu” o pago simultáneo que ha bloqueado una “plata que pertenece a todas luces a los bonistas”.

“A nadie se le ocurrió en el prospecto que después de un pago alguien obligaría a los bancos” a congelar el pago, aseguró Kicillof y acusó al juez Griesa de haber “desbalanceado las conversaciones” al dejar en manos de los fondos especuladores la decisión de reponer la medida cautelar o “stay”.

“Es una decisión polémica y desacertada”, aseguró, quien en todo caso reconoció que su país está abierto a seguir negociando pero con tres condiciones.

“No vamos a firmar ningún compromiso que comprometa el futuro de los argentinos”, dijo en primer lugar, y “vamos a defender el canje que tan exitosamente hemos hecho (y que alcanzó el 92,4 % de los bonos que entraron en default”), en segundo lugar.

Finalmente, añadió: “Vamos a tomar todas las medidas, acciones, instrumentos de nuestros contratos del derecho nacional e internacional para que esta situación insólita, injusta no se perpetúe en el tiempo”. EFE