Ecuador. miércoles 13 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Juez de EEUU regaña a Argentina sobre deuda

Una familia camina frente a un grafito que habla de "buitres" en referencia a la disputa entre el gobierno argentino y un fondo fondos de cobertura de Estados Unidos, conocido localmente como "fondos buitre", en Buenos Aires, el viernes 1 de agosto de 2014. (Foto AP/Victor R. Caivano)

Nueva York (AP) — Un juez federal de Estados Unidos exhortó el viernes a Argentina a reanudar “lo antes posible” las negociaciones para resolver su crisis de deuda y dejar de proferir públicamente lo que calificó de “verdades a medias” sobre el tema.


Publicidad

La reprimenda del juez de distrito Thomas P. Griesa ocurrió durante una audiencia en Manhattan a la que asistieron abogados del país sudamericano y tenedores de bonos argentinos en Estados Unidos.

Griesa advirtió que Argentina tiene todavía la obligación de pagar a sus acreedores estadounidenses, tal como el propio magistrado ordenó en un fallo de 2012 que fue avalado en junio por la Corte Suprema de Justicia de Estados Unidos. La cantidad adeudada asciende a unos 1.500 millones de dólares.

El magistrado señaló que todas las declaraciones de los funcionarios argentinos han dejado a un lado esa obligación.

“Las verdades a medias son falsas y engañosas”, dijo Griesa. “Las verdades a medias no cumplen con la ley, que requiere la revelación de los hechos”, agregó.

Pese a sus duros términos contra el gobierno argentino, el juez instó a las partes a seguir negociando, lo cual repercutió positivamente en la Bolsa de Comercio de Buenos Aires, que cerró la semana con una suba de 1,69% a 8326, 920 puntos. No obstante, el dólar en el mercado oficial subió 0,24% a 8,25 pesos por unidad, mientras en el informal su cotización alcanzó los 12,80 pesos por unidad, 0,79% más que en la víspera.

La divisa estadounidense es el refugio preferido de los ahorristas argentinos en época de turbulencia económica.

En Wall Street las acciones de las energéticas argentinas sufrieron pérdidas de entre 2% y 3,4%.

Argentina cayó en un limbo económico después de que el miércoles fracasaron las conversaciones con los bonistas litigantes favorecidos por el fallo de Griesa. El país se vio obligado a caer en cesación de pagos, lo que podría profundizar su incipiente recesión si no se resuelve pronto la disputa con los acreedores en Estados Unidos.

El tribunal de Manhattan bloqueó los intentos de Argentina de pagar intereses por 539 millones de dólares a tenedores de bonos que aceptaron dos canjes de deuda en 2005 y 2010 y los cuales incluyeron grandes quitas de capital, hasta que lleguen a un acuerdo con los fondos de cobertura estadounidenses que litigaron con el país en los últimos años.

El ministro de economía de Argentina, Axel Kicillof, ha dicho que está dispuesto a sostener nuevas conversaciones. Sin embargo, fue muy crítico el jueves con los llamados “fondos buitre” y sostuvo que afirmar que Argentina cayó en un default, tal como consideran las calificadoras de riesgo, es “una pavada (bobada) atómica”.

Kicillof, que participó en las fracasadas negociaciones con los bonistas litigantes afirmó que su país no incurrió en “un incumplimiento” ya que depositó los pagos a los acreedores de los canjes. También sostuvo que “hay una campaña destinada a generar pánico y terror en torno a la palabra default”.

El abogado Jonathan Blackman dijo a Griesa que Argentina tiene la intención “de buena fe de continuar este diálogo”, pero que su gobierno había perdido la fe en el mediador designado por la corte Daniel Pollack, después de que éste emitió un comunicado el miércoles diciendo que Argentina “caería de forma inminente en mora”.

La calificación de que Argentina estaba en cesación de pagos —después que los pagos al 92% de los tenedores que habían intercambiaron bonos no fueron hechos antes del plazo del miércoles— enfureció a los funcionarios argentinos, quienes habían sostenido que la nación no estaba técnicamente en cesación de pagos, ya que había hecho los pagos a los bancos, que obedecieron órdenes judiciales y se negaron a remitir el dinero a los tenedores de bonos.

Oponiéndose a la postura de Argentina, la Asociación Internacional de Swaps y Derivados (International Swaps and Derivatives Association), una entidad que representa mayoritariamente a los grandes bancos internacionales, declaró el viernes a Argentina en cesación de pagos e inició un proceso para el pago de seguros por mora del país en la cancelación de la deuda.

Blackman dijo que los comentarios de Pollack sobre la cesación de pagos eran “dañinos y perjudiciales para Argentina”, pues la dañaban ante los ojos de los mercados financieros del mundo y habían echado a perder la “confianza” necesaria para las negociaciones.

Blackman dijo que era necesaria una solución negociada para cubrir las obligaciones de deuda a todos los tenedores de bonos, porque Argentina le debería más de 20.000 millones de dólares a varios tenedores de bonos como resultado de pagar los 1.500 millones de dólares adeudados a los fondos de cobertura estadounidenses. Esos fondos de cobertura son dirigidos por la firma NML Capital Ltd., del multimillonario de Nueva York Paul Singer.

Axel Kicillof, ministro de Economía de Argentina, sale de una negociación con acreedores el miércoles 30 de julio del 2014 en Nueva York. (Foto AP/Craig Ruttle)

Axel Kicillof, ministro de Economía de Argentina, sale de una negociación con acreedores el miércoles 30 de julio del 2014 en Nueva York. (Foto AP/Craig Ruttle)