Ecuador. martes 12 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

EEUU desestima sanción de Rusia a importaciones

Clientes compran alimentos en un supermercado en Novosibirsk, Rusia, el jueves 7 de agosto de 2014. Rusia respondió a las sanciones por Ucrania y prohibió importar alimentos de Occidente. (Foto AP/Ilnar Salakhiev)

Washington (AP) — El gobierno de Barack Obama desestimó la prohibición para importar alimentos desde Occidente anunciada por Moscú y lo consideró trivial para Estados Unidos, pero advirtió que podría afectar a los propios rusos, aportando un contraste moral a una disputa diplomática que escala con su antiguo adversario de la Guerra Fría.


Publicidad

Horas después de que Rusia anunciara la prohibición en respuesta a las sanciones de Estados Unidos y Europa por sus acciones en Ucrania, la Casa Blanca envió a representantes a decir que al prohibir la mayoría de las importaciones de alimentos, Rusia en realidad está sancionando a su propia gente. Esto es una “ironía cruel” considerando que el impacto en la economía estadounidense posiblemente sea insignificante, dijo David Cohen, subsecretario del Tesoro a cargo de las sanciones económicas.

“Lo que los rusos han hecho aquí es limitar el acceso de los rusos a los alimentos”, dijo Cohen a los reporteros. “No queremos eso. Nuestra ley no nos lo permite”.

La prohibición de un año anunciada el jueves por el primer ministro Dimitry Medvedev incluye la carne, pescado, frutas, vegetales y productos lácteos provenientes de Estados Unidos, la Unión Europea y algunas otras naciones occidentales. Las sanciones económicas aplicadas por Occidente buscan obligar a Rusia a dejar de apoyar a los separatistas en el este de Ucrania.

Jason Furman, presidente del Consejo de Asesores Económicos de la Casa Blanca, consideró la prohibición algo insignificante, en contraste con las sanciones occidentales aplicadas a particulares, empresas y sectores de la economía rusa que, según el experto, han hecho que los inversionistas salgan de Rusia, debilitando todavía más la economía. Esto es porque existe “una enorme asimetría entre la economía de Estados Unidos —que es grande, fuerte y diversificada— y la economía de Rusia, que es mucho más pequeña, más débil y poco diversificada”, indicó Furman.

Las exportaciones a Rusia representan una fracción del porcentaje del producto interno bruto estadounidense, señaló Furman, mientras que 13% del PIB ruso proviene de las exportaciones a Estados Unidos.

“Esto claramente tiene causas políticas”, señaló Cohen.

Y para evidenciar más la despreocupación de Rusia por ser sancionada, extendió por tres años el permiso de asilo del exanalista de la Agencia de Seguridad Nacional, Edward Snowden, quien es buscado en Estados Unidos por filtrar detalles sobre programas secretos de espionaje.