Ecuador. martes 12 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Más de 100 empleados de comida rápida detenidos en protesta en EEUU

Chicago (EE.UU.), 4 sep (EFE).- Más de un centenar de trabajadores de restaurantes de comida rápida fueron detenidos hoy durante las protestas que se realizaron en más de 100 ciudades del país en demanda de un salario mínimo de 15 dólares por hora.


Publicidad

Los manifestantes demandaron en pequeñas protestas organizadas en ciudades como Chicago, Miami, Nueva York, Los Ángeles, Las Vegas o San Diego mejores condiciones laborales y un aumento salarial.

Muchos de los trabajadores de las cadenas de comida rápida cobran el salario mínimo federal, que asciende a 7,25 dólares la hora.

Las primeras informaciones indican que hubo al menos 43 detenidos en Detroit, 24 en Chicago, 19 en Nueva York, 10 en Indianápolis y 7 en Miami, por mencionar algunas de las protestas.

En una protesta en West Milwaukee, la congresista demócrata Gwen Moore fue detenida junto a otras 25 personas más.

En Nueva York, cerca de 300 personas se congregaron frente a un McDonald’s situado en las inmediaciones de Times Square y bloquearon temporalmente el tránsito en la calle 42, lo que obligó a la Policía a detener a una decena de personas.

En Chicago se reunieron unas 150 personas para protestar frente a un centro comercial con restaurantes de McDonald’s y Burger King, y 23 de ellas fueron detenidas y multadas por la Policía local por interrumpir el tránsito de vehículos.

McDonald’s aseguró en un comunicado que “respeta” el derecho de todos a una “protesta pacífica” y que el tema del salario mínimo excede a su compañía, pues afecta a toda la “masa laboral” del país.

“McDonald’s y nuestros franquiciados independientes apoyamos pagar a nuestros valiosos empleados salarios justos en función de un mercado competitivo”, señaló la empresa.

Sin embargo, la empresa recordó que los salarios son fijados por sus más de 3.000 franquiciados en Estados Unidos, que operan el 90 % de los restaurantes.

Deivid Rojas, del Comité Organizador de Trabajadores de Chicago, informó de que las protestas en el área continuaron más tarde en la vecina ciudad de Cicero (Illinois), donde hubo otros 16 detenidos.

Al mediodía se registraron además paralizaciones en restaurantes de McDonald’s, Burger King, KFC y Domino’s de Miami, Rockford (Illinois), Atlanta, Boston, Filadelfia, Hartford, Richmond y Charleston, según organizadores de la campaña “Fight for 15”.

En mayo pasado, más de 100 empleados de McDonald’s fueron detenidos por invasión de propiedad privada después de una protesta pacífica frente a la sede central de la corporación en el suburbio de Oak Brook, cerca de Chicago.

Desde entonces los trabajadores han arreciado sus reclamos en todo el país por un mejor salario y el derecho a integrar sindicatos.

“Haremos lo que sea necesario para que nos escuchen, porque no podemos esperar más”, declaró Brittney Berry, madre de dos hijos y empleada de McDonald’s, que está entre los detenidos en Chicago.

En un discurso el lunes en Milwaukee, el presidente Barack Obama apoyó el reclamo de los trabajadores que realizan “un movimiento a nivel nacional que busca un mejor salario que les permita alimentar a sus familias con orgullo y dignidad”.

“No se puede negar la verdad: Estados Unidos se merece un aumento de sueldo”, expresó Obama, al insistir en un proyecto que considera que no sólo beneficiará a los trabajadores, sino también a las empresas por su efecto positivo en el consumo y en la economía.

Los organizadores de las protestas informaron de que más de 6,7 millones de trabajadores en Estados unidos han recibido aumentos salariales desde la primera huelga, a fines de 2012 en Nueva York, y que en 13 estados se ha logrado el aumento del salario mínimo. EFE