Ecuador. viernes 15 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Ecuador elevará sus reservas petroleras en 170 millones de barriles

Quito, 8 oct (EFE).- Ecuador aumentará en 170 millones de barriles sus reservas de petróleo gracias a inversiones por importe de 2.120 millones de dólares firmadas hoy entre la estatal Petroamazonas y un grupo de empresas, en su mayoría extranjeras.


Publicidad

Esas inversiones se destinarán a diecisiete “campos maduros”, cuya producción está en fase de declive y que, gracias a la optimización a la que serán sometidos, generarán nuevos recursos petroleros.

Tras un año de negociaciones, las empresas y la compañía estatal firmaron este miércoles en un acto público los contratos para estas operaciones, en las que el Estado ecuatoriano no invertirá ni asumirá riesgo alguno, pero obtendrá una renta de 2.500 millones de dólares, indicó el vicepresidente ecuatoriano, Jorge Glas.

Los trabajos, que generarán 300 empleos directos, comenzarán previsiblemente en diciembre y se desarrollarán en seis grupos de campos asignados a cinco consorcios empresariales.

Las empresas Schlumberger (de Francia y EE.UU.) y Tecpetrol (Argentina) trabajarán los campos Pañacocha, Edén Yuturi y Tumali; Halliburton Latin America (EE.UU.) explotará el petróleo de los campos Lago Agrio, Charapa, Palo Azul, Pata y Pucuna, y el consorcio formado por Sinopec International y Sinopec Services, de China, lo hará en los campos Limoncocha, Indilana y Yanaquicha Este.

Otro de los proyectos fue contratado también con Halliburton Latin America para operar en los campos Víctor Hugo Ruales, Tipishca Huaico, Arazá y Chanangue, mientras que la ecuatoriana Sertecpet, junto a las colombianas Montecz y Edinpetrol se encargarán del campo Pacoa e YPF (Argentina) del campo Yuralpa.

El Estado ecuatoriano únicamente pagará a los contratistas el valor acordado, que no se dio a conocer, por el aumento de la producción y en función de “cada barril que se incremente a la curva base definida”, indicó Petroamazonas en un comunicado.

El gerente general de Petroamazonas, Oswaldo Madrid, explicó que, en virtud de estos contratos, “el operador de los campos maduros sigue siendo Petroamazonas, pero el riesgo de las inversiones a realizar será exclusivo para las empresas contratistas”.

El vicepresidente ecuatoriano subrayó que con estos contratos se hace “justicia con la Amazonía”, donde se asientan los campos petroleros, y recordó que por ley el 12 % de los excedentes obtenidos con la explotación del crudo se destinarán al desarrollo local.

“El 95 % de la renta que produce el negocio es para el Estado ecuatoriano (…) para los ecuatorianos y para las ecuatorianas, que ven ahora cómo ese recurso natural no renovable se convierte en desarrollo, se convierte en carreteras, se convierte en hospitales, se convierte en Escuelas del Milenio, se convierte en puertos y aeropuertos”, reivindicó.

El vicepresidente arremetió con los críticos con este tipo de contratos, a los que calificó de “agoreros del desastre que afirmaban categóricamente” que la “gestión soberana” de los recursos naturales “era incompatible con el incremento de la inversión extranjera”.

Además, destacó la “liberación de recursos fiscales” que supone la firma de estos contratos, ya que de no haberse suscrito hubiera sido necesario “destinar más recursos del presupuesto general del Estado a sostener la inversión hidrocarburífera y asumir el 100 % del riesgo por parte de todos los ecuatorianos”. EFE