Ecuador. domingo 17 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

EEUU, “esperanzado” por reactivar la relación con Brasil tras G20

La portavoz de la Casa Blanca Jen Psaki, Foto de Archivo: La República

Washington, 13 nov (EFE).- Estados Unidos aseguró hoy estar “esperanzado” de poder reactivar la relación con Brasil, lastrada por diferencias sobre los programas de espionaje estadounidense, tras la reunión que mantendrán los presidentes de ambos países este fin de semana durante la Cumbre del G20 en Australia.


Publicidad

La portavoz del Departamento de Estado de EE.UU., Jen Psaki, aseguró que hay altas expectativas respecto a la reunión que mantendrán el presidente estadounidense, Barack Obama, y la brasileña, Dilma Rousseff, y sobre la posibilidad de crear una nueva fase en la relación tras la reelección de esa mandataria en octubre.

“He hablado de esto con el secretario de Estado (John) Kerry, y él siente que, después de las recientes elecciones en Brasil, está esperanzado de que podamos impulsar realmente la relación”, dijo Psaki en una conferencia de prensa.

“Hemos tenido algunos desacuerdos a lo largo del último año, aproximadamente, y eso no es un secreto, pero Brasil sigue siendo un aliado importante. Él (Kerry) está esperanzado de que podamos implicarnos más y más en nuestra relación allí”, añadió.

En ese sentido, Psaki pronosticó que durante su reunión en la Cumbre del G20 (principales economías mundiales avanzadas y emergentes), Obama y Rousseff “hablarán sobre cómo impulsar la relación”.

Las relaciones entre los dos países se vieron seriamente dañadas a raíz de las revelaciones del exanalista de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) estadounidense Edward Snowden, en 2013, quien denunció que Washington espió las comunicaciones personales de Rousseff, así como de ministros y de empresas brasileñas.

Debido a las denuncias de Snowden, negadas por el Gobierno de Estados Unidos, Rousseff suspendió una visita de Estado que tenía previsto hacer a Washington en octubre del año pasado.

El primer contacto de alto nivel entre ambos Gobiernos tras el escándalo de la NSA se produjo el pasado junio, cuando el vicepresidente estadounidense, Joe Biden, visitó Brasil con motivo del Campeonato del Mundo de Fútbol y mantuvo una reunión privada con Rousseff en Brasilia.

Por otra parte, la reunión entre Obama y Rousseff llegará días después de que medios de prensa indicaran que las autoridades estadounidenses investigan si la petrolera estatal brasileña Petrobras, sus empleados, intermediarios o contratistas violaron la Ley de Prácticas Corruptas en el Extranjero, que prohíbe el soborno a funcionarios foráneos para la obtención de contratos.

Rousseff dijo hoy que entiende que las autoridades estadounidenses investiguen a Petrobras, y aseguró que no abordará este asunto con Obama durante la reunión que ambos mantendrán en la ciudad australiana de Brisbane. EFE