Ecuador. viernes 15 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Fitch baja calificación de Venezuela a “CCC” y advierte riesgo real de default

Cartel con la figura del presidente de Venezuela Nicolás Maduro que ha sido dañado. El gobierno de Maduro ha denunciado más de una docena de complots en 15 meses, sin presentar nunca pruebas. Foto del 15 de julio del 2014. (AP Photo/Fernando Llano)

Caracas, 18 dic (EFE).- La agencia Fitch Ratings rebajó hoy la calificación de la deuda de Venezuela, que pasa de “B” a “CCC”, por la dependencia del país de las materias primas y la “limitación” de su economía para responder a la caída de los precios del petróleo y su nivel “relativamente bajo” de reservas internacionales.


Publicidad

El grado “CCC” indica, según dice Fitch en su web, “riesgo crediticio sustancial. Suspensión de pagos es una posibilidad real”.

“La capacidad de la economía venezolana para responder a este choque externo (bajada de los precios del petróleo) se ve limitada por el nivel relativamente bajo de las reservas internacionales, las limitaciones a su liquidez operativa, y las limitadas fuentes de financiamiento externo”, según el informe publicado hoy.

Fitch cifra las reservas internacionales en 21.400 millones de dólares “aproximadamente la mitad del nivel de finales de 2008, cuando Venezuela se enfrentó al descenso del precio del petróleo agudo como resultado de la crisis financiera mundial”.

Defiende también que la liquidez operativa de las reservas se encuentra “limitada” ya que “el 72 % de las reservas internacionales se encuentra en oro” en el Banco Central de Venezuela (BCV).

En cuanto a las fuentes externas de financiación recuerda que la principal es China pero que “no hay ninguna indicación de que China aumentará su exposición a Venezuela más allá de (…) la existente”.

La calificadora de riesgo estima que la economía venezolana se puede haber contraído en lo que va de año un 4 % -no hay información oficial sobre el comportamiento del producto interno bruto (PIB) desde el año pasado- y espera que el país “permanezca en recesión” en 2015.

“El continuo deterioro en términos de provisión y/o exactitud de las estadísticas oficiales de datos no sólo mella aún más la confianza, también plantea límites a la capacidad de evaluar la fortaleza fiscal y externa del Estado”, afirma.

Recuerda que el Gobierno tiene “un historial de servicio de la deuda a través de períodos de alta tensión política y financiera” pero que el “retraso para abordar las presiones externas y desequilibrios macroeconómicos” junto con la caída de los precios petroleros “puede debilitar la capacidad de Venezuela para servir la deuda.

El presidente venezolano, Nicolás Maduro, dijo la semana pasada que las empresas calificadoras de riesgo han puesto a Venezuela como el peor país “prácticamente en el mundo” para invertir con la idea de que no acceda a créditos, acción que, afirmó, tiene “causas políticas”.

Venezuela cerrará el 2014 con un enfriamiento de la actividad económica, una inflación que ronda el 60 % según los últimos datos oficiales ofrecidos hasta agosto, y una reiterada escasez de productos de primera necesidad. EFE