Ecuador. viernes 15 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

El Dow Jones trepa y se acerca a los 18.000 puntos

Bolsa de Valores de Nueva York. AP

Nueva York, 5 feb (EFE).- Aunque en 2015 se ha aplicado hasta la fecha la máxima de que no hay “rally” que dure cuatro días, el Dow Jones hoy subió lo suficiente para volver a tener a tiro los 18.000 puntos, especialmente con vistas a que mañana nuevos datos de empleo den el empujón necesario al principal indicador de Wall Street.


Publicidad

El Dow Jones hoy no solo consiguió volver a escribir en positivo el 2015, sino a soñar con esa conquista de finales de diciembre de 2014 que se había ido alejando progresivamente en un enero fatídico para las cotizaciones.

A diferencia de la última vez que esto pasó, que vino seguida de un festival de batacazos que acercaron al Dow Jones más a los 17.000 que a los 18.000, hoy las esperanzas parecen tener cierta solidez.

Por un lado, el petróleo, el gran lastre bursátil en lo que va de año, hizo durante la jornada la pequeña conquista de cerrar por encima de los 50 dólares el barril. Lejos quedan los precios en los que cotizar por encima de los 100 dólares era lo más normal, pero hoy esa mitad de precio suena a victoria.

Por otro, el otro factor de desestabilización de las últimas semanas, Grecia, avanzó también con pie firme hacia cierta seguridad, al menos para los mercados.

El primer ministro del país, Alexix Tsipiras, aseguró hoy que los depósitos de los bancos “están completamente garantizados” después de que el Banco Central Europeo dijera que no aceptará bonos helenos como garantía. En Wall Street se escuchó el suspiro de alivio.

El Dow Jones cerró así la sesión a poco más de 100 puntos de los 18.000, acumulando su tercer día de ganancias y, por segunda vez en dos semanas, superando los niveles con los que despidió el año anterior.

Acompañaron el S&P 500 con crecidas superiores al punto porcentual y también alejando el miedo a perder los 2.000 puntos (cerró con 2.062,52 unidades), y el Nasdaq, que puede recuperar su fe en que, algún día y 15 años después de que pinchara la burbuja de los negocios online, los 5.000 puntos sean una realidad para él.

Colaborando con este ambiente de recuperación, hoy la farmacéutica Pfizer anunció su oferta para comprar la firma Hospira en una operación valorada en unos 17.000 millones de dólares, y eso le hizo subir más de un 2 % en el mercado de valores.

Y, como aperitivo de la gran ilusión de mañana, se dio a conocer un dato mejor de lo esperado sobre el mercado laboral, ya que las peticiones de subsidio por desempleo subieron la semana pasada menos de lo previsto.

Para el cierre de semana, los analistas esperan que el dato oficial de empleo correspondiente a enero y sus cálculos indican que se han creado en el mes pasado unos 230.000 empleos. De que la cifra cumpla o supere esas expectativas depende que el Dow Jones acabe la primera semana de febrero con final feliz. EFE