Ecuador. lunes 18 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Venezuela instala 20.000 “captahuellas” para combatir la reventa de productos

Caracas, 9 mar (EFE).- Venezuela inició hoy la implementación de un sistema biométrico o de “captahuellas” en las tiendas para combatir la reventa de productos, una medida puesta en marcha por el Gobierno para intentar resolver los problemas de escasez del país.


Publicidad

El ministro de Alimentación, Yván Bello, informó a través de su cuenta en Twitter que a partir de hoy se instalarán 20.000 “captahuellas” en la red de supermercados estatales y en siete grandes cadenas privadas dentro de un plan para combatir el desabastecimiento y al que el Ejecutivo ha denominado plan de Abastecimiento Seguro.

El sistema biométrico controlará las ventas de 23 productos prioritarios: harina, arroz, leche, azúcar, papel higiénico, café, margarina, aceite, pollo, carne, champú jabón de tocador y detergente, entre otros.

El bajo precio de los productos básicos subvencionados -principalmente alimentos, medicinas y productos de higiene- provoca que algunas personas se dediquen a comprar grandes cantidades de un producto para luego revenderlo de forma ilegal a un precio mucho mayor.

Además, los precios subvencionados también han alentado el contrabando de numerosos productos, principalmente hacia Colombia, donde se venden mucho más caros. Según las autoridades venezolanas, el contrabando afecta al 40 por ciento de los productos destinados al consumo interno.

El superintendente de Precios Justos, Andrés Eloy Méndez, indicó en los últimos días que el sistema biométrico regulará principalmente la frecuencia de compra de productos y no permitirá compras excesivas de alimentos, más allá de las necesidades normales de una familia.

Méndez dijo que quienes compren un producto cuyo precio no esté controlado no deberán colocar su huella dactilar en el “captahuellas” en el momento de pagar.

Asimismo, confió en que la instalación de estos aparatos permita eliminar las colas y acabar con la reventa de productos. EFE