Ecuador. domingo 17 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Tribunal de Nueva York conoce apelación sobre sentencia de fraude contra demandantes de Chevron

Demandantes de Chevron, en Quito el 14 de marzo de 2014. Foto: Micaela Ayala V./Andes

Nueva York, 20 abr (EFE).- La multinacional petrolera Chevron y un abogado que representaba a comunidades indígenas ecuatorianas comparecieron hoy en un tribunal de apelaciones de Nueva York como parte de un litigio que dura ya más de veinte años.


Publicidad

El abogado es Steven Donzinger, quien desde 1993, primero en Estados Unidos y luego en Ecuador, representa a comunidades ecuatorianas por los daños sufridos en la zona de Lago Agrio, en la Amazonía ecuatoriana, por proyectos de explotación petrolera.

Los daños fueron hechos el siglo pasado por un consorcio formado por la estatal petrolera ecuatoriana CEPE y Texaco, pero al ser adquirida esta última por Chevron, heredó el litigio.

La Justicia ecuatoriana condenó a Chevron a pagar 9.500 millones de dólares por los daños medioambientales, pero la multinacional llevó a Donziger ante los tribunales de Nueva York por las irregularidades que detectó en el juicio llevado a cabo en Ecuador.

El pasado 4 de marzo, el juez federal de Nueva York Lewis Kaplan falló a favor de Chevron, determinó que hubo una “conspiración” entre Donziger y un juez ecuatoriano, y concluyó que la decisión judicial en Ecuador se obtuvo “por medios corruptos”.

Este caso fue analizado de nuevo hoy en una audiencia de los tribunales de apelación en Nueva York, donde ambas partes defendieron sus principios y aclararon argumentos ante un tribunal compuesto por tres magistrados.

En la audiencia no se pusieron en duda los hechos de fondo que llevaron al juez Kaplan a concluir la idea del fraude en el proceso de Ecuador, sino a analizar, fundamentalmente, las repercusiones que tenía su sentencia en diferentes ámbitos.

En la vista, que se prolongó por hora y media, el abogado de Donziger, Deepak Gupta, insistió en que la sentencia de Kaplan ataca “colateralmente” el juicio llevado en Ecuador, e insistió en defender el derecho que tiene cada país en dictar su justicia.

El juez Richard Wesley, uno de los integrantes del tribunal, dejó clara hoy la jurisdicción de la Justicia de Estados Unidos en el caso de Donziger porque “vive en Nueva York aunque el fraude se haya hecho en otro sitio”.

El debate entre los magistrados y los abogados defensores de cada parte, en algunas secciones muy técnico, abordó los conflictos jurídicos que se plantean por las competencias entre distintas naciones y se aludieron a casos que se remontan hasta 1891.

El abogado de Chevron, Theodoro Olson, dijo al tribunal que si la sentencia de Kaplan queda ratificada en la apelación “se eliminarán incentivos” para que el caso pueda ser planteado en otros lugares en las condiciones en que fue planteado en Ecuador.

En 1993, Donziger y otros abogados que representaban a comunidades ecuatorianas demandaron a Texaco en EE.UU. por estos daños, pero la causa se cerró finalmente en 2002 cuando un tribunal de apelación rechazó la jurisdicción de los tribunales de EE.UU.

Fue después, en mayo de 2003, cuando las comunidades ecuatorianas, apoyadas por Donziger, llevaron su demanda a Ecuador, contra Chevron, que ya para entonces había comprado Texaco, con la sentencia final mencionada que condenaba a la petrolera.

Entre las irregularidades que mencionó el juez Kaplan sobre el juicio en Ecuador figura el hecho de que el magistrado ecuatoriano falló en contra de Chevron con una sentencia redactada por los abogados de los demandantes, a cambio de medio millón de dólares.

En principio, la de hoy fue la única audiencia en el proceso de apelación de este caso y se espera que la resolución del tribunal se conozca dentro de varios meses.

La multinacional se niega a abonar la multa fijada por la Justicia de Ecuador, entre otras razones por las irregularidades cometidas durante el proceso. EFE