Ecuador. domingo 10 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Juncker: Acuerdo con Grecia no es “todo o nada”

El presidente de la Comisión Europea Jean-Claude Juncker, derecha, estrecha la mano del primer ministro griego Alexis Tsipras cuando ambos arribaban para una reunión en la sede de la UE en Bruselas el miércoles, 3 de junio del 2015.Tsipras dijo en las primeras horas del jueves que encontró un enfoque productivo durante su encuentro con acreedores en Bruselas y todas las partes insistieron en que las conversaciones para la entrega de cruciales préstamos del rescate y salvar al país del desastre financiero van a continuar en unos días.(Foto AP/Thierry Monasse)

ELMAU, Alemania (AP) — Los acreedores no le dieron a Grecia un ultimátum de “todo o nada” para poner fin a las estancadas negociaciones para un rescate internacional, aseguró el líder europeo Jean-Claude Juncker, contradiciendo la descripción que el primer ministro griego dio al Parlamento sobre la más reciente propuesta financiera.


Publicidad

Los comentarios del presidente de la Comisión Europea se dieron luego de que Alexis Tsipras dijera el viernes ante el Parlamento griego que las propuestas de sus acreedores para un acuerdo sobre la deuda del país “fueron una negativa sorpresa” y que eran “irracionales”.

Atenas, que enfrenta la presión de acordar dolorosas medidas para recortar el déficit, quiere que todo acuerdo incluya un refinanciamiento de la deuda. Grecia no aceptó la propuesta hecha la semana pasada por las “instituciones”: la Comisión Europea —el órgano ejecutivo de la Unión Europea— el Fondo Monetario Internacional y el Banco Central Europeo.

Previo a la cumbre del G7 en Alemania, Juncker dijo a la prensa el domingo que la más reciente oferta aclaró que había margen para una negativa.

Agregó que Tsipras “presentó una propuesta de las instituciones como una de todo o nada. Y ese no fue el caso”.

Fue tan solo el más reciente estira y afloja en seis meses de complicadas negociaciones desde que el partido de izquierda Syriza ganó las elecciones en Grecia y llegó al poder con la promesa de acabar con las estrictas condiciones que impusieron los acreedores a cambio de dos rescates financieros con valor de 240.000 millones de euros (270.000 millones de dólares).

Juncker, a menudo visto como a favor de mayor indulgencia con Atenas, mostró impaciencia con Tsipras en repetidas ocasiones durante la conferencia de prensa. Dijo que el premier le había prometido propuestas adicionales de Grecia el jueves, viernes y sábado, pero no las ha recibido.

Señaló que sigue siendo amigo de Tsipras y descartó que Grecia deje de ser uno de los 19 miembros de la eurozona, pero que “nadie puede sacar un conejo del sobrero” y llegar a un acuerdo.

A Grecia se le acaba el dinero de manera alarmante. El país debía realizar un pago de 305 millones de euros al FMI el viernes, pero en lugar de eso eligió agrupar cuatro pagos programados para este mes en un solo depósito hacia finales de junio.