Ecuador. jueves 14 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Vicecanciller alemán viajará a Irán el domingo con una delegación empresarial

TEHERÁN (IRÁN), 14/07/2015.- Iraníes celebran en las calles de Teherán, el martes 14 de julio de 2015. Los medios de comunicación y los analistas políticos iraníes reaccionaron hoy con alegría y satisfacción ante el anuncio del acuerdo nuclear alcanzado entre Teherán y las potencias del Grupo 5+1, interpretado como un triunfo para Irán y muy particularmente de sus negociadores en Viena. EFE/ABEDIN TAHERKENAREH

El vicecanciller alemán y ministro de Economía, Sigmar Gabriel, anunció hoy que viajará a Irán acompañado de una delegación empresarial este domingo, pocos días después de cerrarse el acuerdo nuclear con Teherán.


Publicidad

Gabriel confirmó su viaje desde China, donde se encuentra de visita oficial, y explicó que se desplazará a Teherán junto a “una delegación muy pequeña” para iniciar las primeras conversaciones.

“Sabemos que Irán tiene gran interés en la cooperación con Alemania y también lo tienen las empresas” germanas, señaló a los medios antes de regresar a Alemania.

En un comunicado, la canciller alemana, Angela Merkel, calificó ayer de “importante éxito” el acuerdo en torno al programa nuclear iraní e instó a todas las partes a cumplir con lo prometido para superar “uno de los conflictos internacionales más complejos”.

La gran acogida del pacto en la comunidad internacional contrasta con el rechazo mostrado por Israel, que se ha desvinculado del mismo y lo ha calificado de “error de proporciones históricas”.

El vicecanciller alemán instó hoy a las autoridades iraníes a mejorar sus relaciones con Israel, que tiene en Berlín a uno de sus principales aliados en Europa.

Tras el acuerdo, señaló Gabriel, “no hace falta decir que Irán debe también cambiar su comportamiento y su relación con Israel“.

Irán acordó ayer con Estados Unidos, Rusia, China, Reino Unido, Francia y Alemania recortar su programa atómico y permitir la supervisión internacional de sus centrales, así como una reducción importante de sus centrifugadoras y su uranio enriquecido.

A cambio, Teherán verá levantadas de forma escalonada las sanciones internacionales que afectan a su economía. EFE [I]