Ecuador. viernes 15 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Maduro llega a Vietnam para estrechar lazos comerciales

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, llegó hoy a Vietnam en visita oficial para firmar acuerdos económicos y de cooperación en el marco de una gira asiática que también le llevará a China.


Publicidad

El avión del presidente, que partió el sábado de Caracas, aterrizó la noche del domingo en el aeropuerto de Hanoi, informaron a Efe fuentes de la delegación venezolana.

En esta visita de dos días, Maduro se reunirá con el presidente vietnamita, Truong Tan Sang, así como con otros altos funcionarios del país.

Mañana, tiene previsto participar en una ceremonia en el Monumento de los héroes y mártires y una visita al mausoleo del héroe nacional Ho Chi Minh.

Antes de emprender el viaje, el jefe del Ejecutivo venezolano afirmó que el objetivo es firmar acuerdos económicos que ayuden a Venezuela a sortear los actuales “momentos difíciles”.

Maduro no adelantó qué tipo de acuerdos firmará, pero reveló que abarcan el área agraria e industrial y, precisó, se implementarán a partir del mes próximo.

Vietnam se ha sumado en las últimas fechas a los socios comerciales venezolanos y el actual ministro de Comunas y Movimientos Sociales, Elías Jaua, estuvo hace semanas en este país asiático preparando los acuerdos anunciados por Maduro.

Según la prensa vietnamita, ambos países acordaron impulsar la cooperación, entre otros, en los sectores energéticos del petróleo y el gas y en agricultura, así como aumentar la inversión vietnamita en el país latinoamericano en la industria de fabricación y ensambladura, electrónica y de construcción.

Vietnam ha invertido unos 1.800 millones de dólares en proyectos en Venezuela, que se ha convertido así en uno de sus primeros destinos de inversión en América Latina.

El intercambio comercial bilateral ha aumentado continuamente en los últimos años, superando los 62 millones de dólares en 2015, con un superávit comercial para Vietnam de 57 millones, según la agencia vietnamita VNA.

Vietnam exporta principalmente confecciones y textiles, teléfonos, aparatos electrónicos y alimentos al país latinoamericano, mientras que importa de Venezuela materias primas como caucho y piezas de repuesto.

El país asiático, descrito como una “historia de éxito en el desarrollo” por el Banco Mundial, creció un 6 por ciento el año pasado con una economía dependiente en gran parte de las exportaciones.

El Gobierno vietnamita ha sacado de la pobreza a millones de personas en las últimas décadas, pero también ha coartado la libertad de expresión y religiosa.

La semana que viene, Maduro viajará a Pekín, donde asistirá a la celebración por China del aniversario de la victoria en la Segunda Guerra Mundial.

China es uno de los principales socios económicos de Venezuela, relación que se incrementó durante la presidencia del fallecido Hugo Chávez (1999-2013) y que actualmente incluye préstamos chinos por varios miles de millones de dólares que el país caribeño paga, en parte, con envíos de petróleo al gigante asiático.

Venezuela vive desde hace meses una complicada situación económica con escasez de productos básicos y altas tasas de inflación, que extraoficialmente expertos sitúan por encima del 70 por ciento desde principios de año, aunque no se ha proporcionado ningún dato oficial.

A esto se suma la caída del barril de petróleo, que ronda los 38 dólares, fuente casi exclusiva de entrada de divisas para una país con una fuerte dependencia de las importaciones y cuyo presupuesto para 2015 se calculó con un barril a 60 dólares.

Además el viaje de Maduro se da justo cuando el país afronta una crisis con Colombia que hizo que ambas naciones llamaran a consultas a sus embajadores.

La crisis se produjo después de que el presidente venezolano ordenara el pasado 19 de agosto el cierre de parte de la frontera con Colombia y dos días después declarara el estado de excepción tras un ataque de supuestos contrabandistas a militares venezolanos.

El estado de excepción ha conllevado la deportación o repatriación de más de mil colombianos, mientras que han salido por su cuenta de forma precipitada otros más de 7.000. EFE (I)