Ecuador. Lunes 29 de Mayo de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

El FMI ve “señales tentativas” de estabilización en Rusia pese a contracción

(AP Foto/Ilnar Salakhiev)

El Fondo Monetario Internacional (FMI) afirmó hoy que existen “señales tentativas” de estabilización económica en Rusia, aunque mantuvo sin cambios sus previsiones de contracción del 3,8 % para 2015 y 0,6 % para 2016.

“Existen señales tentativas de estabilización económica en Rusia. La economía se espera que se contraiga un 3,8 % en 2015 seguida de una contracción más suave del 0,6 % para 2016 debido a los vientos en contra de los bajos precios del petróleo”, afirmó Ernesto Ramírez Rigo, jefe de misión del Fondo a Rusia al concluir una visita al país.

Se trata de las mismas cifras previstas por el FMI en su informe “Perspectivas Económicas Globales” presentado en su asamblea anual celebrada en Perú a principios de octubre.

Para el Gobierno ruso, la recesión de 2015 será del 3,9 %, pero irá seguida de un ligero repunte del 0,6 % en 2016.

Estos pronósticos se basan en un precio del barril de petróleo en torno a los 50 dólares,

El precio del barril de petróleo ha caído de manera acentuada en los últimos doce meses, y hoy el barril de Brent se comercializaba poco por encima de los 44 dólares, mientras que en noviembre de 2014 lo hacía sobre los 83 dólares.

Asimismo, Ramírez señaló que la inflación en Rusia se pronostica que descienda hasta el 12,7 % a finales de año y, “en ausencia de shocks en los precios internacionales del petróleo, continúe esta tendencia a la baja durante 2016”.

De nuevo, la institución dirigida por Christine Lagarde insistió en “la necesidad de un ambicioso programa de consolidación fiscal a medio plazo” y “restablecer el marco fiscal a tres años en torno a una cifra revisada de precio del petróleo, lo que ayudaría a reducir la incertidumbre y apoyar el ajuste”.

Entre estas medidas, Ramírez citó “las reformas del sistema de pensiones, las deducciones fiscales y los subsidios”.

Por otro lado, indicó que “si bien la política monetaria había sido apropiadamente mantenida sin cambios, la normalización podría retomarse una vez que la inflación subyacente y las expectativas sean firmemente asentadas a la baja”. EFE [I]