Ecuador. viernes 20 de octubre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Boicot contra supermercados argentinos en protesta por la inflación

Un hombre comprando carne en un supermercado. EFE/Archivo.

Sindicatos y asociaciones en defensa del consumidor convocaron hoy un boicot en Argentina contra los supermercados argentinos en protesta por la creciente inflación de los últimos meses y por las políticas de ajuste del Gobierno central que preside Mauricio Macri.


Publicidad

La protesta fue impulsada por la Central de Trabajadores Argentinos (CTA), la asociación Consumidores Libres y la Defensoría del Pueblo de la ciudad de Buenos Aires y se difundió a través de una intensa campaña en las redes sociales con el hashtag #supervacíos.

“Tenemos como objetivo llamar la atención a los supermercadistas que generan los precios y que tratan de obtener las máximas ganancias, así como al Gobierno por el ajuste que está llevando”, señaló a Efe (CTA), José Rigane, quien destacó el carácter “pacífico” de la protesta.

Para el sindicalista, la situación que se ha generado a raíz del proceso inflacionario sostenido, del recorte de los salarios a los jubilados y de la devaluación permanente del peso es “insostenible”, por lo que llamó a todos los sectores a no acudir este 7 de abril a los supermercados.

La protesta cuenta, según Rigane, con el apoyo de la mayoría de los sindicatos del país y de parte del sector político dirigente, y su éxito ya es palpable, afirmó, por la ingente cantidad de ofertas que estas grandes superficies han dispuesto en sus establecimientos para el día de hoy.

Entre ellos, la diputada del GEN Margarita Stolbizer, quien participó el pasado martes en la rueda de prensa de convocatoria del boicot, mostró hoy su apoyo a la acción a través de Twitter e instó al Gobierno a que abra una negociación con representantes del sector para la contención de los precios en las grandes superficies.

Por su parte, el director ejecutivo de la Federación de Supermercados y Asociaciones Chinas de la República Argentina (FESACH), Miguel Ángel Calvete, aplaudió el boicot en un comunicado como la única herramienta válida de los consumidores “contra las subas permanentes e injustificadas de precios”.

Asimismo, asociaciones de estudiantes como la FUM (Federación Universitaria de Mar del Plata), la FUBA (Federación Universitaria de Buenos Aires) y el CEP (Centro de Estudiantes de Psicología de la UBA), lanzaron sendas notas al inicio del día para adherirse a esta protesta contra “la subida vertiginosa de los precios en el país”.

Rigane expresó su confianza en que este tipo de manifestaciones sirvan para forzar una negociación entre Gobierno y empresarios y añadió que el boicot es un paso más hacia el próximo 29 de abril, cuando se celebrará una jornada de protesta contra el ajuste que contará con el apoyo de las cinco centrales sindicales del país.

En febrero, el Índice de Precios al Consumidor de Argentina subió 4 puntos porcentuales, con lo que el país acumuló una inflación de 8,3 % en los dos primeros meses del año, según el índice de Buenos Aires, referente provisional usado por el Gobierno mientras prepara un nuevo indicador nacional.

Macri, en discursos y entrevistas, ha advertido reiteradamente del precario estado de las finanzas argentinas que heredó tras 12 años de gobiernos kirchneristas, a los que culpa de que Argentina tenga uno de los índices de inflación más altos del mundo, superior al 20 %, por lo que uno de sus objetivos es reducirlo. EFE (I)